Polémica en Uruguay por el ‘asado más grande del mundo’
Vista general del 'Asado más grande del Mundo' que se celebró en Montevideo, Uruguay. (EFE) 20MINUTOS.ES
Un grupo de 30 activistas en favor de los animales protestaron ayer domingo en Montevideo (Uruguay) contra el ‘asado más grande del mundo'; un intento de ingresar en el Libro Guinness de los Récords para el que 1.200 asadores voluntarios prepararon 12.000 kilos de carne vacuna (unas 25.000 vacas) en 1.500 metros de parrilla.

Los defensores de los derechos de los animales se concentraron en la puerta del parque donde se celebró el asado para rechazar la iniciativa y, en especial, el sacrificio de ganado. Protestaban con carteles en los que se podían leer frases como Yo no festejo este récord o ¿Cuántas vidas por un récord?

El fin del acto era promocionar las carnes uruguayas
Al acto de degustación acudieron 20.000 personas y se necesitaron 1.500 metros de parrilla. El estadounidense Danny Girton, en representación de la organización del Guinness, certificó la marca y entregó a un exultante ministro uruguayo de Ganadería, Agricultura y Pesca, Ernesto Agazzi, y al presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Alfredo Fratti, el certificado que acredita la marca.

'Asado más grande del Mundo'

El 'Asado más grande del Mundo', como fue bautizada la jornada, fue organizado por INAC para promocionar las carnes uruguayas, "que son naturales, muy sabrosas y la principal fuente de ingresos del Uruguay", destacó su presidente.

"Estamos muy felices por la marca lograda, en especial porque los uruguayos hemos dado muestra una vez más, tanto para el exterior como para el interior, que trabajando juntos, unidos y con esfuerzo podemos hacer grandes cosas", destacó Agazzi a Efe.

A los asadores se le sumaron 800 voluntarios que se dedicaron a repartir la carne entre los asistentes y otras 300 personas de la organización. Unos 20.000 asistentes participaron en la celebración para lo cual debieron abonar una entrada de 60 pesos uruguayos (tres dólares) que les dio derecho a "degustar" el asado. La carne fue donada por frigoríficos (mataderos) de los que habitualmente exportan, destacó Fratti.