Anna Allen
Anna Allen en 'Paquita Salas'. NETFLIX

Desde que en 2015 se destapó el escándalo de la doble vida de Anna Allen, poco o nada se había vuelto a saber de la actriz.

Sin embargo, los Javis la han recuperado cuatro años después para su serie fetiche, Paquita Salas, donde Allen hace un cameo en su tercera temporada, estrenada recientemente en Netflix.

Ya en la segunda, la ficción trató el tema de su escándalo. En ella, Claudia Traisac interpreta a Clara Valle, una joven actriz escondida de los medios en un retiro en Navarrete (pueblo de la protagonista) tras destaparse el escándalo de los montajes. Era, sin lugar a dudas, un claro homenaje a la historia real que había protagonizado Anna Allen años atrás.

Así, en la temporada más reciente, aparece de nuevo Clara Valle en Navarrete mostrando la misma vergüenza por lo sucedido. Aunque, en un acto de valentía, decide dar la cara ante los medios aceptando que se equivocó y que todo fue un error.

Belén de Lucas, interpretada por Anna Castillo, que ahora empezado a escribir guiones, se fija en esta historia y quiere llevarla a la gran pantalla.

Para ello, la guionista necesita hacer acopio de actores que hagan de ese proyecto una realidad. Y es entonces cuando entra en acción Ana Allen. La real, la auténtica. Interpretando a Susana, Allen protagoniza su sonado retorno a la televisión con un personaje que, a su vez, le hace un guiño a ella misma, es decir, cuenta su caso, sintiéndose arrepentida y deseosa por volver al mundo de la interpretación.

Este es el impactante e impecable discurso de Allen en Paquita Salas: "Vamos a dar la cara. Tenemos que hacerlo. Sí, todo es mentira: las ofertas de trabajo en el extranjero, los guiones en los que trabajé, todos los papeles de los que me pediste que hablara en televisión. Todos creemos lo que queremos creer y ahora he destruido mi carrera, la que tanto me costó crear. Así que dime, ¿qué hago ahora? ¿Qué harías tú en mi lugar? ¿Qué puedo hacer? Porque estoy rota. Porque ya nadie atiende el teléfono cuando llamo. Porque se han olvidado de que soy una buena actriz. Yo soy una buena actriz, joder. Y no sé hacer otra cosa. No puedo vivir de otra manera. Llevo mucho tiempo aquí encerrada haciéndome preguntas. Me he dado cuenta de que me he estado haciendo las preguntas equivocadas. La pregunta importante no es por qué me pasó lo que me pasó, la pregunta importante es qué voy a hacer a partir de ahora y yo sé la respuesta. Voy a salir, voy a luchar, voy a salir adelante. Voy a coger todo lo que me ha pasado y a convertirlo en algo que valga la pena. Así que sí, vamos a salir de aquí. Yo voy a salir de aquí. Y vamos a contar mi historia".