El histórico asalto al Parlamento de Hong Kong finaliza sin víctimas mortales

Cientos de manifestantes irrumpen en el Parlamento de Hong Kong (China).
Cientos de manifestantes irrumpen en el Parlamento de Hong Kong (China).
EFE/ Ritchie B. Tongo

Vestidos de negro y ataviados con cascos de obra, mascarillas y paraguas, cientos de hongkoneses destrozaron la verja de metal y las puertas de cristal que dan acceso al Parlamento de la nación asiática e irrumpieron en su interior en un hecho sin precedentes en la historia del territorio.

Barras de metal, vallas de obra y todo tipo de objetos contundentes sirvieron para abrir una brecha en la entrada y formar barricadasen los exteriores del edificio, donde se concentraban miles de personas.

Los manifestantes permanecieron dentro durante más de tres horas hasta que la policía comenzó a disolver la concentración con gas lacrimógeno en torno a la medianoche del martes (hora local), según narró en directo el diario hongkonés South China Morning Post.

Los concentrados respondieron lanzando huevos, ladrillos y paraguas contra las fuerzas del orden. Durante esta jornada se vivieron algunos de los momentos de mayor violencia y tensión desde que las protestas contra el gobierno prochino de Carrie Lam se volvieran masivas el pasado 9 de junio.

Pese a la gravedad de los acontecimientos –algunos se temieron un baño de sangre– solo 54 personas tuvieron que ser hospitalizadas, de las cuales tres se encontraban en estado grave. También tuvieron que ser atendidos 13 policías.

Las protestas se celebraban hoy coincidiendo con los actos de conmemoración de la recuperación de la soberanía china sobre Hong Kong, que se hizo efectiva el 1 de julio de 1997, cuando Reino Unido cedió el territorio.

Una gran marcha pacífica contra el gobierno, en la que participaron más de medio millón de personas según los organizadores, había recorrido durante la primera mitad del día las vías principales de la ciudad.

Los incidentes comenzaron por la mañana (hora local) en torno a la calle Lung Wo, una de las principales vías por las que han transcurrido las marchas desde su comienzo. Allí, la policía trató de dispersar la concentración con cargas y gas pimienta. Los manifestantes más exaltados comenzaron a agolparse junto al edificio que acoge al Consejo Legislativo (la única cámara del Parlamento) en torno a las dos de la tarde e intentaron acceder a él.

Finalmente lo lograron a eso de las nueve de la noche y los escasos efectivos de policía que protegían el edificio tuvieron que retirarse al verse desbordados. La policía no logró hacerse con el control total de la situación hasta pasada la una de la madrugada.

Imagen que muestra un cristal roto del Parlamento de Hong Kong, este lunes. Tras pasar más de cuatro horas intentando echar abajo la entrada del edificio con barras de acero, ladrillos o piedras, cientos de manifestantes consiguieron acceder al interior.
Imagen que muestra un cristal roto del Parlamento de Hong Kong, este lunes. Tras pasar más de cuatro horas intentando echar abajo la entrada del edificio con barras de acero, ladrillos o piedras, cientos de manifestantes consiguieron acceder al interior.

La irrupción en el Parlamento fue recibida por Pekín con gran desagrado. El Partido Comunista Chino, a través de su altavoz mediático Global Times, aseguró que se traspasó "una linea roja que no puede ser cruzada en absoluto".

Por otro lado, la Unión Europea aseguró a través de una nota que las personas que accedieron al Parlamento por la fuerza "no son representativas de la amplia mayoría de manifestantes, que han sido pacíficos".

Las protestas masivas que vive Hong Kong desde comienzos del mes pasado están motivadas por la publicación de una controvertida ley que permitía a las autoridades hongkonesas extraditar a suelo chino a su nacionales y a extranjeros.

El estatus internacional oficial de Hong Kong es el de "región administrativa especial de China", por lo que su soberanía recae en este país, pese a que mantiene un sistema económico y de gobierno distinto del chino.

Los cambios en la ley electoral y los candidatos que se presentan a las elecciones deben ser aprobados por las autoridades en Pekín y los miembros del Parlamento deben jurar lealtad a China.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento