EE UU y China firman una tregua en su guerra comercial

El presidente de EE UU, Donald Trump, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y el presidente chino, Xi Jinping, en una sesión plenaria de la cumbre del G20 en Osaka.
El presidente de EE UU, Donald Trump, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, y el presidente chino, Xi Jinping, en una sesión plenaria de la cumbre del G20 en Osaka.
EFE

El presidente de EE UU, Donald Trump, ha confirmado que su Gobierno no impondrá nuevos aranceles a las importaciones desde China y ha señalado que seguirán las negociaciones entre Washington y Pekín para cerrar un acuerdo comercial.

"Vamos a trabajar con China para ver si podemos llegar a un acuerdo", afirmó Trump en una rueda de prensa en la ciudad japonesa de Osaka poco después de reunirse con el presidente chino, Xi Jinping.

La reunión entre Trump y Xi era esperada con gran expectación ante la posibilidad de que los dos países pudieran contener la guerra comercial que protagonizan desde el año pasado y que derivado en un sentimiento de proteccionismo comercial.

"Si podemos llegar a un acuerdo será un evento histórico", ha afirmado Trump, que ha recordado que Estados Unidos estaba analizando la posibilidad de imponer aranceles a importaciones chinas por valor de más de 300.000 millones de dólares.

"Vamos a suspender esos aranceles y ellos van a comprar nuevos productos agrícolas" (estadounidenses), ha agregado Trump en la rueda de prensa que ofreció poco después de que se cerrara la cumbre de dos días que celebró el G20 en Osaka.

En sus declaraciones, Trump ha recordado el "tremendo déficit" que tiene Estados Unidos con China, lo que motivó a la Casa Blanca a presionar para que el Gobierno de Pekín aceptara un nuevo acuerdo con el fin de equilibrar el intercambio comercial.

Tregua en la guerra comercial

Según la agencia oficial china Xinhua, los mandatarios de Estados Unidos y China, Donald Trump y Xi Jinping, han acordado tratar "temas específicos" para finalizar la guerra comercial que enfrenta a ambos países desde el año pasado.

Xinhua también hace hincapié en que los dos países mantendrán nuevas conversaciones en base "a la igualdad y el respeto muto", una de las condiciones que exigía Xi para llegar a un acuerdo en las anteriores negociaciones comerciales.

Durante el encuentro, Xi manifestó que "la cooperación y el diálogo son mejores que las fricciones y la confrontación" y que desea seguir manteniendo contactos frecuentes con Trump para promover unas "relaciones bilaterales estables". Según Xi, los dos países se benefician más de la cooperación, un hecho que "no ha cambiado" en los últimos 40 años pese a los grandes cambios en la situación internacional.

Las tensiones entre las dos partes tienen su origen en el desequilibrio de la balanza comercial a favor de China, que exporta 419.000 millones de dólares más de lo que importa desde EE UU.

El último capítulo del enconamiento del conflicto fue otra ronda de subidas de aranceles: EE UU los elevó del 25% para 200.000 millones de dólares en importaciones chinas, a lo que Pekín respondió con 60.000 millones en nuevas tasas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento