Sueño
Más de 1.800 personas con obesidad y sobrepeso participaron en el estudio. GTRES

No tener una rutina de sueño y dormir menos de seis horas supone una dificultad añadida para adelgazar y perder peso. Así lo ha confirmado el primer estudio que relaciona la calidad del sueño con la pérdida de peso y tejido adiposo: PredimedPLus de la Univerisitat Roviria i Virgili (Tarragona) y del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición, publicado este mes por International Journal of Obesity.

Unas 1986 personas con sobrepeso, obesidad y síndrome metabólico- un conjunto de afecciones como: exceso de grasa y bajos niveles de colesterol bueno- mantuvieron durante un año una dieta mediterránea baja en calorías combinada con actividad física y terapia conductual.

Doce meses después observaron que aquellos que no dormían las mismas horas todos los días y los que lo hacían menos de seis horas perdían menos peso, índice de masa corporal y contorno de la cintura. Los resultados remarcan la importancia de conseguir un patrón del sueño adecuado.

El estudio ha sido encabezado por Christopher Papandreou de la Unidad de Nutrición Humana de la URV y Jordi Salas Salvador, director clínico del Hospital Universitario Sant Joan de Reus y miembro de CIBER.

¿Por qué dormir poco engorda?

Esto pasa debido a que al disminuir las horas del sueño aumenta la segregación de una hormona llamada grelina.

Según un estudio de la Universidad de Chicago, cuando se duerme menos de cinco horas y media la grelina aumenta en un 28% provocando que se tenga más hambre, menor gasto energético y se promueva la retención de grasa. Todo ello causa que perder peso sea aún más complicado de lo habitual.