Tostadora de pan de Mitsubishi
El sofisticado horno de pan de Mitsubishi, una tostadora, cuesta unos 245 euros. MITSUBISHI

Tostadas para el desayuno; todo un clásico. Quien más quien menos, si tiene tiempo, se prepara unas tostadas para untar luego con aceite, tomate, mantequilla... lo que a uno se le ocurra. Los más vagos compran pan tostado en el súper, que no es lo mismo; los otros usan una tostadora; y los que no disponen de tan simple electrodoméstico tiran de sartén (y mucho cuidado) o hasta del grill del microondas.

Pan tostado. No parece tener mucha ciencia. Pero qué equivocados estábamos. Resulta que la tostada perfecta existe, pero que aquí estamos my lejos de conseguirla. Toca preguntar en Japón. Alli sí que saben. Tanto como que allí existe la Asociación de Tostadas con Mantequilla de Japón (no es broma). La tostada perfecta está tostada, por supuesto, pero no seca.

Y cómo hacer la tostada perfecta no es tan fácil, el mercado nipón lleva tiempo sacando tostadores que lo consiguen hacieno uso de lo mejor de la tecnología. Esa cadena evolutiva hacia la perfección acaba de momento en el horno de pan de Mitsubishi. El invento, ciertamente sofisticado, cuesta solo 30.000 yenes, unos 245 euros (en el Amazon de EE UU llega a los 360 euros).

Esta máquina, como un cofre del tesoro, promete conseguirlo: tuesta el pan, pero no lo seca. "Nuestra tecnología y conocimientos de las arroceras nos ayudaron a encontrar una manera de atrapar y sellar la humedad", ha explicado a Bloomberg, Akihiro Iwahara, jefe de desarrollo técnico en la división de electrodomésticos de Mitsubishi.

La tostadora rival vale 200 euros

Esta compañía, que aquí conocemos por sus coches o sus aparatos de aire acondicionado, es famosa en Japón por su magisterio a la hora de fabrucar refrigeradores y arroceras. A esa experiencia se refiere Iwahara. Tostar el exterior de la rebanada, pero respetando la humedad interna del pan.

El horno de pan de Mitsubishi Electric tiene forma de máquina para hacer gofres. Su mecanismo sella el pan dentro de su caja de metal y transfiere calor a través de dos placas a temperaturas de hasta 260 grados.

Tan lista es la tostadora de Mitsubishi que sólo tuesta una rebanada. En ella concentra todo su saber. Pero sus 245 euros no deben parecer excesivos en Japón. Allí, su rival en el mercado es la tostadora Balmuda, que lleva varios años a la venta y que cuesta algo más de 200 euros.

El desayuno occidental gana terreno en Japón, donde lo tradicional es tomar arroz, pescado y sopa de miso. Y de ahí la locura por el pan tostado, el pan bien tostado. La fundadora de la Asociación de Tostadas con Mantequilla de Japón, Kaori Kajita, le ha explicado a Bloomberg que lo que aprecian es conseguir un pan blando y masticable, pero que se sienta como recién salido del horno.