Media España, inmersa en una ola de calor
La ola de calor que afecta a gran parte de la península y Baleares no da tregua. En la imagen, un hombre descansa en un banco del parque de El Retiro, en Madrid.  EFE/Juan Carlos Hidalgo

Un hombre de 80 años murió en plena calle de Valladolid este jueves tras sufrir un desvanecimiento por un posible golpe de calor. También este viernes ha fallecido, un menor de 17 años que entró en coma el jueves en Córdoba.

Por otro lado, un trabajador del campo de 50 años fue hospitalizado grave en Murcia con síntomas de golpe de calor, al igual que un bombero que trabajaba en el incendio de Tarragona. España se encuentra desde este miércoles sufriendo la primera ola de calor del verano.

El suceso de Valladolid se produjo poco antes de las 17.50 horas, momento en el que una llamada alertaba a la Policía Local de que un hombre se había desmayado en plena calle por un golpe de calor.

Los facultativos acudieron al lugar, calle Santiago con Constitución, y solo pudieron certificar su fallecimiento. La autopsia determinará las causas de la muerte, ya que no se descartan otros motivos.

El joven se encontraba segando en la localidad cordobesa de Castro del Río cuando, como consecuencia del calor que sentía, se sumergió en una piscina, tras lo cual fue hallado "en estado comatoso". Acto seguido fue trasladado en ambulancia hasta el Hospital Reina Sofía de la capital cordobesa, donde quedó ingresado en la UCI en estado de coma y finalmente ha fallecido la pasada madrugada.

Se trata del primer caso de golpe de calor en Andalucía en este verano, según la Consejería.

Un trabajador de 45 años

Por otro lado, un hombre de 50 años ingresó el jueves en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Morales Meseguer de Murcia como consecuencia de un golpe de calor cuando se encontraba trabajando a mediodía en una explotación agrícola en Calasparra. El paciente se empezó a encontrar mal en la finca El Soto sobre las 14.00 horas, cuando tuvo que ser trasladado al centro de salud local, donde fue atendido en primera instancia por el servicio de urgencias.

Dada la gravedad de su estado, se decidió su traslado en ambulancia al hospital, donde se encuentra intubado.

Un bombero en Tarragona

Por último, un efectivo de Bombers de la Generalitat fue trasladado a un centro hospitalario por un golpe de calor durante el incendio de La Ribera d'Ebre (Tarragona). Fuentes del cuerpo detallaron que se trata de un golpe de calor debido a las circunstancias del incendio.

El bombero tuvo que ser atendido en el lugar por los sanitarios, que decidieron que era conveniente trasladarle a un centro hospitalario.