Teléfono
Una persona realizando una llamada. AGENCIAS

Telefónica cobrará a unos dos millones de clientes 0,50 euros más IVA (0,58 euros) al mes, a partir del 10 de julio, por el servicio de identificación de llamadas que en estos momentos aparece en la factura como gratuito. Con esta nueva medida, la compañía de telecomunicaciones incrementará su facturación en unos 12 millones de euros al año.

Facua dice que se trata de una subida encubierta de la cuota de abono
La operadora señala que el cobro afectará a los usuarios que no tengan contratado un paquete de servicios (Duo o Trio) o tarifa plana de voz, por lo que aunque hay alrededor de 6 millones de clientes dados de alta de este servicio, sólo afectará a unos dos millones.


La asociación de consumidores Facua asegura que Telefónica de España "prepara una subida encubierta del 3,6% en su cuota de abono mensual" al convertir la identificación de llamadas en un servicio de pago, una acusación que la compañía considera exagerada.

Un servicio gratuito desde hace siete años

Telefónica inició el servicio de identificación de llamada en el contestador en 1999 con un precio de mil pesetas de alta y 100 mensual, y en octubre de ese año comenzó a ofrecer también el servicio de identificación de llamada en el teléfono al cambiar su tradicional modelo Forma, sin pantalla, por los Domo, con pantalla y diseñados por Alberto Corazón.

Entonces este servicio de identificación de llamada tenía un precio de 200 pesetas al mes y se cobró hasta marzo de 2001, que comenzó a aparecer como "servicio bonificado" en las facturas de los clientes, informó Telefónica.