El trabajo de estos alumnos se centrará en la edición de este año en el doble objetivo de aportar y desarrollar soluciones arquitectónicas que den respuesta a las necesidades y nuevos modos de habitar y de convivencia que están emergiendo en la sociedad actual, con especial atención a los requerimientos de colectivos como la tercera edad y los jóvenes, así como también abordar la incorporación de procesos de construcción innovadores e industrializables.

La Fundación Arquitectura y Sociedad y el Gobierno de Navarra suscribieron en junio de 2017 un convenio que, además de la regular la colaboración del Ejecutivo foral en el Congreso Bienal de Arquitectura, ponía en marcha esta escuela internacional de verano para habilitar un espacio formativo y de experimentación del que surgieran reflexiones y propuestas innovadoras en materia de arquitectura, edificación y política de vivienda. Este conocimiento y los proyectos que salen de la escuela revierten en la Comunidad Foral a través de su aprovechamiento en las políticas de vivienda que desarrolla Nasuvinsa, ha informado el Gobierno en una nota.

La apertura de la escuela de verano este sábado correrá a cargo del vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, y Patxi Mangado, patrono de la Fundación Arquitectura y Sociedad y el director de la escuela, en un acto en el que participarán también el director general de Vivienda del Ministerio de Fomento, Javier Martín Ramíro, así como representantes de la Obra Social de La Caixa y la Fundación Caja Navarra, patrocinadores del Campus Ultzama.

Como en las dos ediciones anteriores, los talleres del Campus Ultzama 2019, en los que participarán un total de 16 alumnos -estudiantes de proyecto de fin de carrera y recién titulados procedentes de distintas universidades internacionales- se repartirán en dos grupos de trabajo, tutelados cada uno de ellos por el arquitecto navarro Patxi Mangado y el portugués Eduardo Souto de Moura, equipos que desarrollarán para Nasuvinsa sendos anteproyectos y propuestas de edificios residenciales ubicados en parcelas reales que la sociedad pública dispone en Mutilva y Ardoi.

Nasuvinsa le ha propuesto a los dos grupos de trabajo del Campus Ultzama que reflexionen y trabajen, en el contexto de la promoción de vivienda pública de alquiler, sobre planteamientos de edificios y espacios arquitectónicos que favorezcan la convivencia y la integración social, dirigidos especialmente a colectivos con necesidades específicas como las personas mayores de 65 años y las personas jóvenes.

Asimismo, a los estudiantes se les pide que contemplen la incorporación de procesos de industrialización y de edificación sostenible en la construcción de estos dos bloques residenciales, con el objetivo de avanzar hacia una arquitectura y una ciudad de mayor calidad.

UTILIDAD EN FUTUROS PROYECTOS

El resultado de estos dos talleres quedará posteriormente recogido en un documento que se trasladará a la sociedad Nasuvinsa para su posible utilización en posteriores desarrollos reales de los proyectos, como ha sucedido en las dos anteriores ediciones. Alguna de las propuestas salidas del Campus Ultzama sirvió de inspiración, por ejemplo, para la redacción del proyecto Zure-Tokia de apartamentos para la tercera edad que Nasuvinsa, en colaboración con el Ayuntamiento de Pamplona, promueve en el barrio de Azpilagaña.

La mitad de los 16 alumnos que se han inscrito en esta escuela internacional de verano del Campus Ultzama, que desarrollarán su trabajo internos en el Centro Ecuestre de Zenotz, en el valle de la Ultzama, proceden de distintos centros superiores de arquitectura extranjeros -cuatro universidades estadounidenses, dos italianas, una portuguesa y otra chilena-, tres de ellos han cursado en la Universidad de Navarra -en esta caso, becados por Nasuvinsa- y los otros cinco estudiantes vienen de otras tantas escuelas del resto del Estado, entre Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga y Granada.

Como prolegómeno a los talleres de proyectos y también como parte del Campus Ultzama, a partir de esta tarde del jueves 27, también se desarrollarán un programa de Encuentros que, junto con los alumnos y a modo de espacio de debate y reflexión, reunirán a arquitectos de ámbito internacional, experimentados en la edificación y la docencia, con el objetivo de "estimular la convivencia e intercambio intelectual de agentes comprometidos social y profesionalmente con la arquitectura".

DEBATES Y REFLEXIONES CON ARQUITECTOS DE PRESTIGIO

Un grupo de 25 arquitectos, jóvenes y seniors, procedentes de diversos países reflexionarán, a lo largo de diferentes presentaciones y sesiones de discusión que tendrán lugar durante tres jornadas del Campus en el Centro Ecuestre de Zenotz, sobre la oportunidad que ofrecen los procesos de industrialización como estrategia de mejora de la construcción y la creación de arquitectura de calidad, habitable y accesible para toda la sociedad.

Entre otros, tomarán parte en los Encuentros los arquitectos y profesores internacionales Edward Baum, Johan Celsing, Inès Lamunière, Ákos Moravánszky, Franz Graf o Juan Calatrava, otros arquitectos jóvenes como Lina Ghotmeh, Sara de Giles o Juan José López de la Cruz y representantes navarros como Fernando Oíza, Manuel Blasco y Maite Apezteguía, además del propio anfitrión del Campus, Patxi Mangado.

Estos Encuentros han programado, asimismo, dos sesiones abiertas al público a cargo de dos de los arquitectos expertos participantes en el Campus Ultzama. La primera de ellas, para este viernes 28 de junio a las 19 horas en la sede que la Fundación Arquitectura y Sociedad tiene en el 3-5 de la calle Iturralde y Suit de Pamplona, será un debate a cargo del investigador portugués Joao Nunes y el profesor alemán Matthias Sauerbtuch y la segunda sesión, pasado mañana sábado 29 a las 19.00h en el Museo Jorge Oteiza, con Juan Herreros, catedrático de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, en ambos casos moderados por Wilfried Wang, fundador de Hoindn Partner de Berlín y profesor en la Universidad de Texas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.