Obras Sant Antoni.
Un hombre circula en patinete por la zona de obras de Sant Antoni. HUGO FERNÁNDEZ

Tras su reelección, el gobierno municipal de Ada Colau en Barcelona hará este verano menos obras que durante el anterior, lo que se traducirá en un menor gasto. En concreto, tiene previsto realizar 76 actuaciones, lo que supone una reducción de un 28,3% respecto a la pasada temporada estival (106), e invertir en ellas 18,5 millones de euros, una cantidad un 31,23% inferior a la de la misma época de 2018 (26,9).

Lo ha explicado este miércoles la teniente de alcalde de Ecologia, Urbanisme i Mobilitat, Janet Sanz, que ha atribuido la disminución de los trabajos este verano y de la inversión a que el pasado era el último del mandato y se tenían que acabar proyectos y, por otro lado, a que se hicieron muchas obras pequeñas. Sanz, además, ha pedido a la ciudadanía "paciencia" y "disculpas por las molestias" que supondrán las obras, aunque ha recordado que si se aprovecha la temporada estival para llevarlas a cabo es porque es cuando hay menos actividad en la ciudad y su impacto es menor.

Como contrapartida a la disminución de actuaciones, también se reducirá su afectación, pues los trabajos, en su mayoría, conllevarán inconvenientes para los barceloneses durante menos días que el verano pasado. Los que más afectarán serán los que servirán para renovar 9 kilómetros de vías de la L1 del metro, unas obras que Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ya anunció la semana pasada y que supondrán el corte de la línea entre Clot y Fondo desde el 29 de junio hasta el 30 de agosto. Para facilitar la movilidad de los viajeros, se habilitarán dos servicios especiales de bus (con 26 vehículos en total), que enlazarán las estaciones cerradas de esta línea con los demás transportes ferroviarios.

La del suburbano es una de las mayores intervenciones previstas y otra es la urbanización de la cobertura de la Ronda de Dalt en Horta-Guinardó, en el lado Llobregat del puente de la avenida Jordà, que empezó en mayo. Esta obra supondrá distintas disminuciones de carriles de circulación hasta el 30 de agosto.

Durante el verano, también continuarán los trabajos para que en el primer trimestre de 2021 puedan entrar en funcionamiento los túneles de Glòries y liberar la plaza de tráfico. Los que tendrán más afectación se realizarán del 8 al 10 de agosto, cuando se desplazará la circulación por la noche.

Está previsto, asimismo, trabajar en 31 urbanizaciones del espacio público y acabar 16 de ellas antes de que acabe la época estival. Una de las que se terminarán es la de los alrededores de la 'superilla' de Sant Antoni, con intervenciones en las calles Tamarit –entre Viladomat y Calàbria–, Comte Borrell –entre Gran Via y Floridablanca y entre Manso y Aldana–, y Parlament –de Viladomat a Ronda de Sant Pau–. Estas obras acabarán el 20 de septiembre.

También finalizarán, el día 30 de este mes, las actuaciones que empezaron en mayo para pacificar la calle Gran de Sant Andreu y terminarán, asimismo, este verano, las del ascensor del Polvorí (31 de julio) y las escaleras mecánicas de Canadencs (30 de junio).

De las 76 obras estivales previstas, ocho son de pavimentación, servirán para mejorar 56.551 metros cuadrados de pavimento y conllevarán reducir carriles de circulación mientras se realicen. Entre ellas destaca la que se llevará a cabo el día 30 de este mes en el tramo de la avenida Diagonal que va de la plaza Francesc Macià a la de Cinc d'Oros, la del tronco central de la Gran Via entre Aragó y Rambla Catalunya (20 y 21 de agosto), la del túnel de la plaza Espanya (17 y 18 de agosto), la del túnel de las Camèlies (del 3 al 4 y del 10 al 11 de agosto) y la de la plaza de Alfons Comín (10 y 11 de agosto).

El verano, ha señalado Sanz, también hará de Barcelona una ciudad más "amable para los niños", ya que se crearán tres de las zonas de juegos singulares previstas en el Plan de juego en el espacio público. En el parque de la Pegaso de Sant Andreu, a finales de julio, habrá una instalación en forma de pulpo, y a finales de septiembre, los jardines de la Indústria del Eixample contarán con otra con forma de golondrina, y el Parque Central de Nou Barris, con una tercera que representará una ballena.

En julio y agosto, además, se harán actuaciones en 18 puntos para reparar las redes de agua potable, eléctrica y de gas y para mejorar el alcantarillado. Algunas comportarán afectaciones en la circulación, como las que se llevarán a cabo en el paseo de Sant Joan (del 25 de junio al 31 de agosto), en el de Manuel Girona (del 26 de junio al 10 de septiembre) o en la Travessera de les Corts (del 10 de junio al 2 de agosto), entre otras.

Cortes en la Ronda de Dalt

En la Ronda de Dalt, el Ayuntamiento tiene previstos cortes totales de la circulación durante tres días por obras de pavimentación.

Uno afectará al tramo entre las salidas 7 y 9, de las 15 horas del 17 de agosto a las 15 horas del día siguiente. Otro será en el Nus de la Trinitat la noche del 20 de julio.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.