El pasado 28 de mayo, la propietaria del establecimiento de hostelería, sito en la Avenida Alfonso IX de León, denunció que durante la noche habían abierto la trapa metálica del local, fracturado un cristal de la puerta de entrada y accedido al interior, apoderándose de 300 euros que tenía bajo la caja registradora, el aparato detector de billetes falsos, cuatro botellas de whisky y una de ron.

Las investigaciones practicadas en relación con la denuncia permitieron identificar como presunto autor de los hechos al hijo de la víctima, con el que su progenitora ni convivía, ni trabajaba en el establecimiento y con el que mantenía desavenencias en su relación, según manifestaciones de ésta.

El presunto responsable ha sido detenido en el día de ayer, instruyéndose el atestado policial por el que ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.