El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, firma el decreto de delegación de competencias en los concejales que integran el gobierno municipal.
El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, firma el decreto de delegación de competencias en los concejales que integran el gobierno municipal. EUROPA PRESS

Democracia Ourensana y el Partido Popular se han repartido este miércoles las áreas del gobierno municipal de Ourense, en el que la formación de Gonzalo Pérez Jácome ostentará Infraestructuras, Recursos Humanos y Cultura; mientras que el PP se hará cargo de Urbanismo y Termalismo, entre otras comptencias.

El alcalde de Ourense ha firmado este miércoles el decreto de delegación de competencias en los concejales que integran el gobierno municipal de Ourense, fruto de la coalición los populares y Democracia Ourensana.

La asignación de atribuciones se ha hecho pública de manera oficial después de la reunión mantenida con el teniente de alcalde, el popular Jorge Pumar. Se trata de un reparto equitativo entre ambos grupos en el que se queda fuera la concejala de DO Ana Isabel Bertólez, que renunciará a su acta "por motivos personales" en los próximos días, según ha adelantado el portavoz de DO, Miguel Caride.

En su lugar, entrará a formar parte de la corporación Manuel Álvarez que se encargará del área de Servicios Generales, Transparencia y Sistemas de Información. Además, el número cinco de DO y portavoz del partido se encargará del área de Infraestructuras, Obras, Aguas, Movilidad y Transporte.

Mientras que, el segundo de la lista, Armando Ojea, tendrá a su cargo el área de Personal, un apartado en el que el alcalde ha dicho tener "muchísimo interés" por llevar a cabo "una gestión eficiente". Por su parte, la número tres, Ana Isabel Rebanales, se hará cargo de Comercio y Seguridad Ciudadana, un área esta última que engloba Tráfico, Policía Local, Bomberos y Protección Civil.

Además, Democracia Ourensana se ocupará de Cultura -que llevará el sexto de la lista, Mario González-, así como de Educación, Promoción Económica, Empleo y Formación Ocupacional -serán responsabiliad de María Teresa Rodríguez, número cuatro de las filas de Jácome-.

COMPETENCIAS DEL PP

Por parte del Partido Popular, el teniente de alcalde, Jorge Pumar, estará al frente del área de Medio Ambiente y Perímetro Rural y Cooperación Institucional.

Además, la edil popular Sonia Ogando se encargará de Urbanismo, mientras que Política Social irá para Eugenia Díaz Abella. Deportes se mantiene tal y como estaba en manos de Mario Guede.

Asimismo, mientras que Hacienda y Contratación estará entre las responsabilidades de Ana Fernández Morenza; el área de Participación Ciudadana, Turismo, Termalismo, Juventud y Voluntariado irá a parar a Flora Moure.

"MEJORAR LA EFICIENCIA"

Una vez dado a conocer el reparto, Jácome ha confiado en que este permita "mejorar la eficiencia del Ayuntamiento con respecto a los últimos doce años". Además, ha considerado que la asignación "está bien diseñada y se trasladará en una mejor gestión y servicios para las ciudadanos".

En la misma línea han ido las declaraciones del teniente de alcalde, Jorge Pumar a su salida del encuentro. "Creo que es un reparto equitativo, tal y como hemos acordado en el pacto de gobierno y responde al perfil de cada persona", ha explicado.

UNA RPT DE 12 AÑOS DE DURACIÓN

Por otra parte, este miércoles también tenía lugar la segunda reunión del alcalde con los sindicatos que cuentan con representación en el Ayuntamiento de Ourense.

Al término de dicho encuentro, el portavoz de DO se ha mostrado "muy satisfecho" y ha detallado los principales aspectos tratados.

El regidor y los miembros del grupo de gobierno han avanzado en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y escuchado las distintas propuestas por parte de los sindicatos.

A su vez, también han abordado cuestión "urgentes" como la importancia de hacer concursos de traslado y de sacar "inmediatamente" una Oferta Pública de Empleo.

"Otras cuestión de suma urgencia es la convocatoria de plazas de Policía Local que, además, presenta un problema añadido derivado de los nueve meses de retraso con los que se incorporarán de manera definitiva al Ayuntamiento, dado que primero deben acudir a la Academia", ha indicado Miguel Caride.

Entre las medidas que el gobierno estima que deben ser de máxima celeridad se encuentra la constitución de la nueva mesa de negociación "para tratar temas paralizados desde antes de las elecciones", la puesta en marcha del comité de seguridad y sacar a concurso la plaza que quedó vacante de Jefe de Personal después de la sentencia que anuló el anterior nombramiento.

En el caso de la Relación de Puestos de Trabajo la idea del gobierno es configurarla con "un umbral de duración de entre 12 y 15 años", al igual que prevén que suceda con el Plan General de Ordenación Municipal, al tratarse de "normas básicas de funcionamiento" del Ayuntamiento.

"DO YA HABÍA FIRMADO EL PACTO MIENTRAS NEGOCIABA CON EL PSOE"

Por otra parte, el PSdeG-PSOE ha acusado este miércoles, en nota de prensa, a Jácome y Baltar de haber firmado el acuerdo para mantener a Baltar en la Diputación de Ourense y colocar a Jácome en la Alcaldía al mismo tiempo en que continuaban las negociaciones con otros partidos.

De este modo, el portavoz de los socialistas, Rafael Rodríguez Villarino, ha explicado en el canal de Youtube del PSOE ourensano que "los metadatos del documento firmado por Jácome y Baltar demuestran que fue escaneado a las 12,00 horas del viernes, 14 de junio, mientras Democracia Ourensana continuaba negociando con el PSOE".

Además, también los socialistas se han referido a reuniones de Jácome "con Miguel Tellado y José Manuel Baltar en el hotel Araguaney de Santiago, volviendo después a Ourense en el mismo coche del presidente en funciones provincial, o reuniéndose con nocturnidad y por espacio de más de dos horas en la propia casa de Baltar padre".

EL BNG VE "DESPROPORCIONADA" LA PROPUESTA DE DEDICACIONES

Por otra parte, el portavoz del BNG, Luis Seara, ha comparecido ante los medios para "desmentir categórica y rotundamente" el hecho de que exista un acuerdo entre los grupos municipales respecto a las dedicaciones y personal eventual.

En este contexto, el edil nacionalista ha explicado que, después de desgranar minuciosamente la propuesta, su grupo la entiende como "desproporcionada y fuera de lugar".

"No se justifica desde ningún punto de vista ese aumento tan desmesurado del gasto que se nos propone", ha sostenido.

De este modo, el BNG llevará una propuesta "clara y rotunda" al Pleno: "La única justificación de incremento de la masa salarial es la que viene dada por el hecho de que en la actual corporación hay un actor político más -en alusión a la figura del teniente de alcalde-".

Los nacionalistas entienden la propuesta como "un reparto del botín después de asaltar el gobierno" y contra ella tendrán "una oposición clara y rotunda".

Consulta aquí más noticias de Ourense.