Así lo ha hecho tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía, que pedía una condena de prisión de seis años, durante la vista oral celebrada este miércoles en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón, ha confirmado a Europa Press la abogada de la procesada, Soledad Caso. .

Y si bien el acuerdo rebaja la pena de cárcel, se mantiene igual la petición de la orden de alejamiento a menos de 200 metros y comunicación con la víctima por un periodo de seis años, así como la indemnización de 1.500 euros.

La Fiscalía sostenía que la procesada, en el mes de enero de 2018, tras conocer al menor, de 15 años (cumplió 16 en abril de ese mismo año), mantuvo relaciones sexuales completas con él y, en algunas ocasiones, le práctico una felación.

Los hechos se produjeron bien en el domicilio de los padres del menor, en Gijón, o bien en portales en los que no había gente. Las relaciones se prolongaron a lo largo de todo el mes de enero, hasta que el menor decidió romper con ella al enterarse su madre de lo que ocurría.

En los encuentros sexuales no se empleó ni fuerza ni violencia y todos fueron consentidos por el menor. La procesada padece, según el informe del médico forense, un trastorno límite de la personalidad, con un déficit acusado de autoestima, un trastorno de la personalidad dependiente y labilidad emocional, lo cual merma notoriamente su imputabilidad, en su capacidad de querer y comprender sus actos.

Consulta aquí más noticias de Asturias.