Miki
El representante de España, Miki, en plena actuación. EFE

La participación de España en Eurovisión 2019, cuando actuó Miki con La Venda, supuso un coste de 508.862 euros, según la información que RTVE ha remitido a Transparentia a través del Portal de Transparencia.

Aunque no es una cifra definitiva, pues aún se están cerrando las cuentas e imputando gastos, sería la ocasión en la que más dinero del ente público se gastó, al superar los 493.235 euros que costó Eurovisión 2015.

De la cantidad total invertida más del cincuenta por ciento son gastos fijos, derivados de los costes de retransmisión del festival, incluyendo los 281.125 euros de los derechos de emisión y los 23.601 euros que cuesta el alquiler de la cabina de comentarista, así como las transmisiones internacionales.

Hasta 70.000 euros supuso el desembolso en los salarios de los artistas, a los que se suma las aportaciones de 7.361 euros de sus cuotas a la Seguridad Social.

El llamativo decorado, imitando un edificio con distintos habitáculos, costó 40.300 euros a lo que se sumaron 10.400 euros del atrezzo, el vestuario y la ambientación.

El viaje de los representantes de España en Tel Aviv sumó unos 14.000 euros y las dietas y el alojamiento 35.352 euros.