La evolución de la banca es imparable: más digitalización y menos oficinas

Unicaja refuerza el acceso a sus servicios en la aplicación móvil de banca digital
Unicaja refuerza el acceso a sus servicios en la aplicación móvil de banca digital
UNICAJA BANCO

El sector de la banca en España está acometiendo una profunda transformación que, principalmente, se basa en una apuesta por la transformación digital y una reducción del n úmero de oficinas (y también de plantilla).

Ejemplares en PDF de MiBolsillo

Desde el año 2008, según datos del Banco de España, han desaparecido en el país 19.899 sucursales bancarias, lo que se traduce en una reducción del parque del 43,2%. Hasta ese año 2008, justo cuando se inició la gravísima crisis económica, España acababa de alcanzar su récord de oficinas bancarias:46.065.

Bancos y cajas de ahorro, entonces embarcadas en muchas operaciones urbanísticas, se vieron arrastrados por la crisis y las quiebras empresariales y familiares, lo que derivó, a su vez, en un concentración bancaria producto de fusiones y absorciones. Todo ello redundó en el cierre de muchas oficinas, proceso que además se aceleró por la apuesta por la transformación digital.

Sucursal del banco Santander.
Sucursal del banco Santander.

Los clientes más jóvenes prefieren realizar sus operaciones bancarias desde el teléfono móvil o desde ordenadores y aparatos electrónicos, en lugar de tener que desplazarse hacia las oficinas. Además, en España, como en otros países occidentales, han irrumpido estos años bancos que operan básicamente por internet.

Según coinciden expertos financieros consultados por MiBolsillo, la tendencia de reducción de sucursales bancarias (y por tanto también de plantilla) así como la apuesta por la digitalización va a continuar en los próximos años. "Es algo inevitable, la nueva era digital nos obliga a prestar los mejores servicios por internet", aseguran.

¿Eso significa que las sucursales bancarias desaparecerán? No lo parece, al menos a corto y medio plazo. Más bien, el fenómeno que ya está sucediendo es que las oficinas se reconvertirán en centros de asesoramiento más personal, para operaciones más técnicas ya sean de índole empresarial o familiar.

Proceso irreversible

Según sostienen desde la Asociación Española de la Banca (AEB), "la transformación digital es una dinámica imparable en múltiples sectores económicos, pero en la banca ofrece oportunidades tanto en el ámbito del front office, de forma que se satisfagan mejor las necesidades del cliente, como en el del back office, como vía para lograr mejoras de eficiencia en aras de optimizar el servicio y la calidad ofrecida a los usuarios".

El sector financiero español contaba con 181.999 empleados al cierre de 2018, según las cifras publicadas por el Banco de España, que muestran una destrucción de 88.856 empleos en la última década. En concreto, en el año 2008, cuando se inició la crisis financiera, había 270.855 empleados en la banca, por lo que el recorte ha sido de un 33% desde entonces.

Ibercaja renueva la mayoría de los cajeros automáticos distribuidos en su red de
Ibercaja renueva la mayoría de los cajeros automáticos distribuidos en su red de

En 2019, dos de las principales entidades del país, CaixaBank y Santander, están inmersos en sendos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que pueden afectar a más de 5.500 empleos. Pero este proceso de reajuste y de transformación digital, a diferencia de en los años más duros de la crisis económica -básicamente desde 2008 hasta 2013- está demostrándose efectivo en términos de resultados económicos.

De hecho, los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 3.538 millones de euros en el primer trimestre del ejercicio 2019, según cifras de la AEB. No obstante, ello significa también un descenso del 11,4% respecto al mismo periodo del año anterior. Al respecto, desde la AEB agregan que "España cuenta con un sistema bancario líder a nivel internacional. La capacidad del sector bancario para adaptarse a las nuevas demandas de la economía digital determinará sus opciones de mantener su liderazgo frente a otros sistemas financieros".

Por ello, agregan desde la AEB, "la banca española quiere promover y liderar la transformación digital de la economía española". "Tenemos en estos momentos la oportunidad de posicionar al país a la vanguardia del desarrollo tecnológico. Pero apostar por la digitalización y la innovación requiere de inversión y esfuerzo no solo por parte del sector privado, sino también desde el sector público por su efecto tractor en el resto de sectores económicos", aseguran las fuentes de la AEB.

Además, según añaden, "el mundo fintech evoluciona a gran velocidad y los reguladores deben vigilar los riesgos emergentes y tomar medidas cuando sea necesario. Para ello, es vital asegurar un entorno competitivo adecuado con reglas neutrales para todos los participantes de la industria de servicios financieros, ya sean nuevos entrantes o bancos tradicionales, y encontrar una solución regulatoria flexible que permita la innovación necesaria en el ámbito financiero, compatible con los principios básicos de la protección al consumidor, la estabilidad financiera y la integridad del mercado".

Transformación digital, reto del sector

Banca móvil de CaixaBank
Banca móvil de CaixaBank

Según el Observatorio de la Digitalización Financiera de Funcas del primer trimestre de 2019, para el 32% de los directivos bancarios la transformación digital es el principal recto del sector. La mayoría de los clientes de banca en España prefieren trabajar con una única entidad: un 83,43% de los encuestados realizan más de las tres cuartas partes de sus gestiones con su entidad principal.

Además, el 87% de los clientes encuestados consideran que su entidad les ofrece todos los productos y servicios financieros que necesitan. Pero es justamente este punto el que obliga a todos los grandes bancos a estar a la vanguardia de la innovación tecnológica, si no quieren correr el riesgo de perder clientes por no realizar a tiempo los cambios tan profundos, y rápidos, que se están dando en cuanto a la innovación tecnológica.

Del total de los encuestados, un 46% de los clientes muestran su disposición por abrir una cuenta con alguna de las BigTech siendo Google la primera (15% de los clientes), seguida de Amazon con un 12%, y Apple con un 11%. Sin embargo, un 54% se muestra reticente a abrir una cuenta con alguna de estas compañías. Un 40% de los clientes encuestados estarían dispuestos a utilizar canales totalmente digitales para contratar tanto productos como servicios financieros tradicionales.

Dentro de las principales operaciones financieras que realizan los encuestados, el 57% afirma que la actividad financiera que más realizan de forma digital es la transferencia de dinero por móvil, seguido del uso de apps de pagos en comercios (51,6%), la apertura de cuentas de forma remota (10,6%) y, por último, la contratación de préstamos por canales digitales (6,2%).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento