Escuelas Infantiles
Escuelas Infantiles Archivo

Los arquitectos encargados de diseñar los nuevos centros educativos catalanes estarán "obligados a partir de ahora a hablar antes con la escuela y con el ayuntamiento" para incorporar la perspectiva de género y eliminar las puertas opacas para prevenir así situaciones de acoso escolar o de abusos sexuales.

Así lo ha anunciado este martes el conseller d'Educació, Josep Bargalló, en su comparecencia ante la Comissió d'Educació del Parlament, en la que ha informado sobre los nuevos criterios de construcción y de transformación pedagógica de los centros educativos.

Bargalló ha dicho que "no habrá despachos de dirección con puertas que no sean transparentes" en una medida que pretende "dar seguridad a los alumnos y docentes" ante posibles casos de violencia, acoso o abusos.

Los espacios serán, además de diáfanos, polivalentes, y podrán convertirse pasillos en talleres o gimnasios en ágoras. En estas aulas más flexibles se fomentará el trabajo cooperativo. Los patios dejarán de lado el cemento para incorporar más verde e impulsarlos como espacios de aprendizaje al aire libre.

Este criterio ya afecta al diseño de las por lo menos 27 escuelas que se construirán hasta el año 2023, con un presupuesto de 104 millones de euros, tal y como aprobó el gobierno catalán en abril.

Bargalló ha defendido una arquitectura que "impulse la transformación educativa" y que "rompa la rigidez de espacios inmutables, se abra a la polivalencia de los nuevos métodos educativos e imbrincada con el territorio".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.