Acusado de empujar por la ventana a su expareja en Sagunto (Valencia)
Acusado de empujar por la ventana a su expareja en Sagunto (Valencia) EUROPA PRESS

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Valencia ha juzgado este martes a un hombre acusado de ir a la casa en la que vivía su expareja con la hija de cuatro años que ambos tenían en común, encerrarla en la vivienda y, tras una discusión, empujarla por un ventanal del piso, un tercero, haciendo que la mujer cayera por el patio interior hasta un techo de uralita que amortiguó el golpe. Entre otras lesiones, la víctima, que ha retirado la acusación en la vista, sufrió un traumatismo que le hizo perder la conciencia.

Momentos antes del inicio de la vista, el letrado de la mujer ha anunciado que esta había decidido retirar la acusación, por lo que el juicio se ha celebrado únicamente con la Fiscalía como parte acusadora. La víctima pedía para su expareja penas cercanas a los 13 años, mientras que el Ministerio Público acusa al hombre de homicidio en grado de tentativa, allanamiento de morada y quebrantamiento de medida cautelar con las agravantes de parentesco, género y reincidencia cualificada.

Por todo ello, la fiscal demanda una pena de 11 años y medio de cárcel y prohibición al acusado de entrar en el municipio de Sagunto (Valencia), donde ocurrieron los hechos y reside la mujer con su hija, así como aproximarse a menos de 1.000 metros o comunicarse por cualquier medio por un tiempo de 11 años.

El hombre ya había sido condenado, entre otras sentencias, por un delito de maltrato habitual y hasta en cinco ocasiones por quebrantamiento de condena o medida cautelar a penas que alcanzaron entre todas ellas dos años de prisión. Además, la mujer ha explicado en su declaración que ya le retiró la acusación en un juicio por amenazas, del que resultó absuelto.

En el juicio, el hombre se ha limitado a no reconocerse culpable de los hechos de los que se le acusa y se ha negado a contestar a las preguntas de ninguna de las partes.

Por su lado, la mujer, que ha comparecido entre llantos y visiblemente nerviosa, ha relatado los hechos descritos por la Fiscalía casi con total exactitud, menos el momento en el que supuestamente fue empujada. Ha contado que estaba saliendo de su casa para pasear a los perros cuando apareció su expareja -según el Ministerio Público, con ropa oscura y capucha-, la empujó dentro de la vivienda, cogió sus llaves y cerró la puerta para que no pudiera salir.

LE ACUSABA DE IRSE CON OTROS HOMBRES

El acusado, sobre el que pesaba una orden de alejamiento, inició una discusión con la mujer, con la hija de cuatro años de ambos delante y sin parar de llorar, y comenzó a amenazarla de muerte, a insultarla y a exigirle el móvil porque le acusaba de irse otros hombres.

El procesado condujo a la mujer hacia la cocina, donde había un ventanal abierto, y arremetió contra ella "con el firme propósito de acabar con su vida", según la fiscal. La mujer ha dicho no recordar nada y que cuando despertó estaba en el suelo, en la casa del entresuelo del edificio, tras haber caído hasta un techo de uralita que amortiguó el golpe.

El hombre bajó con la niña hasta la vivienda a la que había caído su expareja. La pequeña no paraba de llorar porque pensaba que su madre estaba muerta, según ha relatado la propia mujer y varias vecinas. Una de estas, en su declaración como testigo, ha asegurado que la menor le dijo que había sido su padre el que había empujado a su madre al vacío y añadió: "Mi papá a veces es bueno y a veces es malo".

Consulta aquí más noticias de Valencia.