Termómetro marca 35 grados (archivo)
Termómetro marca 35 grados (archivo) EUROPA PRESS - Archivo

Según la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, esta situación obedece a la llegada de una masa de aire extremadamente cálido y persistente procedente del norte de África. La coincidencia con los días más largos del año colabora también con el episodio, debido a la gran insolación.

Esta situación, sumada a la entrada del viento sur y la ausencia de nubosidad hará que el termómetro supere ampliamente los 35 grados en el interior de la Comunidad Autónoma Vasca, al menos durante este miércoles y el jueves. Así, los valores máximos rondarán los 36-38 grados tanto en Álava, como en el interior de Bizkaia y Gipuzkoa, mientras que las mínimas se situarán entre los 17 y los 19 grados.

En cuanto a la costa, las jornadas más calurosas serán también este miércoles y el jueves, y aunque los valores no serán tan elevados, se alcanzarán los 31-33 grados, con mínimas que oscilarán entre los 18 y los 19 grados. A lo largo de ambas jornadas el viento será variable, con posibilidad de galerna en la segunda mitad del día.

A partir del viernes, día 28, lo más probable es que las temperaturas extremas y altas persistentes se registren sobre todo en Álava, y de manera especial en la zona de la Rioja Alavesa. En la vertiente cantábrica las temperaturas máximas ya se situarán en valores no tan altos, especialmente en la costa, donde es probable que se sitúen en torno a los 25 grados. De cara al fin de semana, en el interior las temperaturas seguirán siendo altas, aunque quizás no tan extremas.

RECOMENDACIONES

Ante las altas temperaturas, la Dirección de Atención de Emergencias y Meteorología, en colaboración con el Departamento de Salud, recomienda beber abundantes líquidos, especialmente agua, para evitar el riesgo de deshidratación, no esperar a tener sed para beber, y evitar las bebidas que contienen alcohol, cafeína o demasiado azúcar.

También aconseja hacer comidas ligeras, cerrar las ventanas y bajar las persianas sobre las que dé el sol, aprovechando las horas de menos calor para ventilar y refrescar la casa, usar ropa adecuada, holgada, ligera, de colores claros y que deje transpirar, además de calzado cómodo y fresco, y procurar no salir a la calle durante las horas de más calor.

Además, se debe prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación como, por ejemplo, las enfermedades cardíacas.

Desde el Departamento de Seguridad se recuerda que las personas ancianas, sobre todo las que viven solas o son dependientes, pueden tener dificultades en adoptar medidas protectoras, por lo que deberían ser visitadas al menos una vez al día por un miembro de la familia, amigo, o vecino, y, en su caso solicitar la colaboración de los servicios sociales.

Otras recomendaciones son consultar al médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y estén relacionados con las altas temperaturas (debilidad, fatiga, mareos, náuseas, y desmayo), y mantener las medicinas en lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y su efecto.

En el caso de que alguna persona sufra de una insolación, se debe mantenerla en sitio fresco, cubrir la cabeza y axilas con compresas mojadas y frías, y darle a beber agua con sal y bicarbonato. Si está inconsciente y vomita, hay que ladear su cabeza y mantener libres las vías aéreas.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.