Bill Gates
El fundador de Microsoft, Bill Gates. GTRES

Microsoft, la empresa que controlaba todo y que durante muchos años no tuvo rival, perdió una de las batallas más importantes de la revolución tecnológica: la de los smartphones.

El fundador de la compañía, Bill Gates, reconoció en una entrevista a Inc. que su mayor error fue "no convertir a a Microsoft en lo que Android es actualmente".

Chris White, Nick Sears y Andy Rubin crearon Android en 2003 como un sistema operativo para cámaras digitales. Sin embargo, se dieron cuenta pronto de cómo estaba evolucionando el mercado y a finales de 2004 ya eran la mayor competencia de Windows Mobile y Symbian, las dos grandes potencias del momento.

Cuando nadie conocía todavía el sistema operativo, Google anunció su compra por tan solo 50 millones de dólares, un precio bajísimo si se tiene en cuenta hasta dónde ha llegado Android.

Esta transacción no pareció importarle a nadie, ni Nokia, ni Blackberry, ni Microsoft vieron algún peligro en aquello, sin embargo, pronto Android se convirtió en la única compañía con el soporte adecuado para los móviles de última generación.

Pese a los esfuerzos de Windows Mobile, Windows Phone y Windows 10 por redirigir su mercado hacia el mercado de los móviles, la compañía de Gates siempre fracasó y nunca llegó a ser un rival digno para hacer frente a Android, algo que al fundador de Microsoft le duele profundamente.

"El mayor error de todos los tiempos fue la que quiera que fuera que resultó ser una mala gestión por mi parte y que provocó que Microsoft no fuera lo que es Android. Es decir, Android es la plataforma telefónica de facto. Era algo natural que Microsoft ganara", reconoce Gates.

El creador cuantifica ese error en "400.000 millones de dólares", una estimación del valor que a día de hoy tiene Android en el mercado (recordemos que Google la compró por 50 millones) y que demuestra lo que ha perdido Microsoft.