Comienzan las obras de demolición del viejo hospital de Lugo.
Comienzan las obras de demolición del viejo hospital de Lugo. EUROPA PRESS

Las obras de demolición del viejo hospital Xeral Calde, en el barrio de la Residencia de Lugo, han comenzado poco después de las 11,30 horas de este martes, con la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y de la alcaldesa de la capital luguesa, Lara Méndez, entre una gran expectación de vecinos de la zona.

De este modo han arrancado estos trabajos que se extenderán hasta octubre, y con un presupuesto de casi 3,3 millones de euros, tras siete meses de "vaciado" interior; maquinaria, plásticos o metales, y la retirada de amianto, para lo que se tuvo que destinar 745.000 euros.

La alcaldesa ha apelado "al diálogo y a la búsqueda de colaboración y cooperación entre distintas administraciones". "Y así lo dije en el pleno de investidura, para seguir reivindicando las obras necesarias para la ciudad de Lugo", ha abundado.

Méndez ha destacado que estas obras suponen "romper una discontinuidad urbana existente" e la y, "por tanto una, discontinuidad social que producía el vacío de estas instalaciones".

Por su parte, el presidente de la Xunta, quien ha aprovechado para "felicitar" a la alcaldesa tras su nueva investidura, ha considerado que con estas obras el "barrio va a mejorar". "Va a ser un barrio nuevo y se va a vivir en él mejor que antes", ha sostenido.

BARRIO HISTÓRICO

"Se trata de devolver este espacio a los ciudadanos y el objetivo era recuperar este barrio histórico de la ciudad de Lugo. Tenemos que poner a disposición de los lucenses una enorme superficie de más de dos hectáreas construidos sobre viejos edificios que cayeron en desuso", ha manifestado Feijóo.

En concreto, son 22.000 metros cuadrados donde se dispondrá del "primer centro integral de salud" de Galicia, ha explicado, cuya licitación por 12 millones de euros se producirá este miércoles, una residencia para mayores dotada con 120 plazas, una oficina de empleo, un centro de innovación tecnológico conectado con Rozas, y un centro de biomasa, además de dejarse 8.000 metros cuadrados que se cederán al Ministerio de Interior para que acondicione ahí la nueva comisaría.

Consulta aquí más noticias de Lugo.