Bodegón de alimentos de verano
Bodegón de alimentos de verano JORGE PARÍS

Los españoles comen cada vez más sano en verano, según un informe elaborado por Nielsen y facilitado a MiBolsillo. Sin embargo, también se incrementa el consumo de bebidas alcohólicas verano tras verano.

Según explica Ignacio Biedma, experto en distribución de la consultora, el verano pasado la categoría ‘Productos frescos de temporada’, entre los que la consultora incluye las frutas (sandías, melones...) y los pescados (atún, bonito, boquerones...) fue la categoría que más creció, en concreto un 6,4%, en comparación con el verano anterior. En total, representó un 13% del total del gasto en la cesta del verano de 2018.

Otra categoría que vio incrementado tanto su consumo como su peso en la cesta de la compra fueron las ‘Ensaladas y gazpachos’ (se incluyen aliños, atún, maíz, aceitunas, huevo cocido, pepino...). Su evolución fue de un crecimiento del 3,9% y un importante peso total en la cesta de verano del 15,2%.

Todo ello apunta a una mayor preocupación por comer sano, además de que en verano tanto la fruta como las ensaladas son productos refrescantes que apetecen aún más para combatir el calor. El gasto en agua es otro producto que creció (un 2,2%).

Sin embargo, también hubo otros productos y alimentos menos saludables cuyo consumo aumentó el verano pasado, según el estudio de Nielsen. En concreto, se incrementó el gasto de la categoría que la consultora denomina como ‘Barbacoas’, en la que incluyen pinchos, sangría, cerveza, desechables...

La cerveza, en concreto, creció un 1,4% y el tinto de verano un 6%, según Biedma. En total, la categoría ‘Barbacoas’ creció un 1,5% y supuso el 16,3% del gasto total en la cesta de verano. En cuanto a las bebidas espirituosas, incluidas en la categoría ‘Copas, cócteles y aperitivos’, decreció levemente (un - 0,8%), pero tuvo un peso muy alto en lo que gastamos en la cesta de productos de verano (18,5%), el más alta.

Según Biedma, creció el gasto en todas las bebidas espirituosas con más venta en España (Ginebra, Ron, Vodka y Tequila), excepto el Whiskey, debido a que no se incluye tanto en cócteles.

Una de las que espirituosas que más creció el verano pasado, según el estudio, fue el Tequila, una bebida que se ha puesto de moda en cócteles (su venta se incrementó un 8%). La subida del consumo de Ginebra fue leve (1%), pero su peso total en la categoría supuso un importante 10%.

También creció un 3,5% la categoría ‘Combatir el calor’ en la que Nielsen incluye los helados, los smoothies, la horchata, los zumos refrigerados y el yogur líquido. En cambio, según el experto en alimentación, la venta de tartas heladas está decreciendo.

En total, la categoría ‘Combatir el calor’ representó un gasto en el total de la cesta de verano del 13,2%. La sección que Nielsen denomina ‘Momento playa o piscina’, en la que incluye patatas fritas, tortilla, refrescantes de café y té, además de productos de protección solar aumentó un 5,8% y representó el verano pasado el 7,3% de la cesta.

Por último, la categoría ‘Más preocupados por el físico’, en la que se incluyen productos de higiene y belleza (desodorantes, depilatorios, leches corporales o cosmética de uñas) representó un 5,9% del total del gasto en la cesta.

El gasto en insecticidas sube un 9%

El gasto en productos insecticidas el verano de 2018 aumentó un 9% en comparacion con el verano anterior, según el informe de Nielsen. En total, representó un 1,6% del gasto total.

Según Ignacio Biedma (experto de Nielsen), la prevención ante picaduras de mosquitos, principalmente, y en menor medida otros insectos como las pulgas, las garrapatas o las avispas derivan en un incremento del gasto en insecticidas. También por posible presencia de hormigas o cucarachas.