Ejercicio y sedentarismo
Nuestro corazón siempre nota los buenos y los malos hábitos. (ARCHIVO) ARCHIVO
Más de la mitad de los adolescentes sólo hacen ejercicio en las horas de gimnasia del colegio, que en muchos centros es poco más de una hora real a la semana, un vida sedentaria que está provocando un aumento de los niveles de grasa corporal, que son altos en el 17% de niños de entre 9 y 17 años.
Los expertos recomiendan hacer ejercicio al menos tres días a la semana

Un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Madrid dibuja un "panorama preocupante" de la situación de los escolares, ha explicado el catedrático Juan Luis Hernández, ya que refleja que un tercio realiza una insuficiente práctica de actividad física y que casi la mitad de la población escolar está en situación de riesgo de padecer sobrepeso.

La consecuencia más visible de la poca actividad física es el incremento de los índices de grasa corporal: el 17% acumula niveles "altos" y el 35% "moderadamente altos".

Dificultades graves de flexibilidad

Además, el 45% de los jóvenes presentan dificultades graves de flexibilidad corporal, por ejemplo, no se pueden tocar con la mano la punta de los pies sin doblar las rodillas, lo que puede desencadenar a medio plazo patologías asociadas al dolor de espalda.

Los jóvenes no son capaces de reducir sus pulsaciones después de un ejercicio

El informe 'La educación física, los estilos de vida y los adolescentes: cómo son, cómo se ven, qué saben y qué opinan' también alerta del déficit grave de adaptación cardiorrespiratoria, es decir, que cuando hacen algún ejercicio su frecuencia cardiaca sube demasiado y no son capaces de reducir sus pulsaciones a un nivel normal. Este problema afecta al 35% de los chicos y al 60% de las jóvenes.

También ha recordado que los organismos internacionales abogan por una hora diaria de clase de gimnasia y que recientemente el Consejo de Europa ha recomendado que se haga ejercicio al menos tres días a la semana en los centros escolares.