Alemania afronta la semana con una subida de temperaturas en la que se prevé sea la más calurosa del año y que puede alcanzar los 40 grados, un récord para un mes de junio en el país y con "noches tropicales puras", según los pronósticos divulgados este lunes.

En las próximas noches, en las áreas metropolitanas se prevén temperaturas mínimas de entre 20 y 25 grados, dijo a Efe Lars Kirchhübel, del Servicio Meteorológico Alemán, quien agregó que habrá "noches tropicales puras".

A partir de este martes las temperaturas podrían subir hasta los 40 grados (sobre todo en los estados occidentales de Baden-Wurtemberg, Renania-Palatinado y el Sarre), lo que establecería una nueva marca histórica, hasta ahora situada en los 38,2 grados registrados en junio de 1947 en Fráncfort. No se espera, sin embargo, que se supere el récord anual, registrado el 5 de julio de 2015 en Kitzingen (sur del país) con 40,3 grados.

La área de baja presión atmosférica "Nasir" con su núcleo sobre el Atlántico este transporta a Europa occidental y central aire sahariano, donde se encuentra con la masa de aire "Ulla", sobre Dinamarca, explicó Kirchhübel. "Solo a través de la interacción óptima de las distribuciones de presión del aire en el suelo y en altitudes más altas, se pueden alcanzar temperaturas tan elevadas, entre 30 y 40 grados entre semana", añadió.

En la región de Baja Renania (oeste) las temperaturas pueden alcanzar este lunes hasta 33 grados, según avisa el Servicio Meteorológico Alemán, mientras en la costa del norte se llegará a valores entre los 22 y los 25 grados.

En cinco distritos de Brandeburgo —la región que rodea Berlín— ya se ha anunciado la alerta de mayor nivel por peligro de incendios forestales, que en los próximos días se podría extender a todo el "Land", advirtieron las autoridades de Medio Ambiente de ese estado federado.