Este informe analiza cómo se preparan los aragoneses para la jubilación y cómo se enfrentan a una vida más longeva, en función de su comportamiento ante el ahorro y la previsión social, y el estilo de vida. El estudio indica que siete de cada diez aragoneses, el 72 por ciento, no se ha planteado que puede vivir 100 años, 35 más de la edad actual de retiro.

Asimismo, documento concluye que, para el 76 por ciento de los aragoneses, ahorrar es imprescindible para poder vivir tranquilo, un porcentaje que está por encima de la media nacional, que es del 74 por ciento.

Además, el 51 por ciento de los aragoneses que piensan ahorrar para la jubilación lo hará contratando un producto financiero específico, es decir, un plan de pensiones. En este caso, la media estatal está en el 58 por ciento. En concreto, solo el 6 por ciento de los encuestados cree que hay que empezar a ahorrar para la jubilación antes de los 30, frente al 10 por ciento en el conjunto estatal.

Del estudio también se desprende que la mayoría de los aragoneses prevén mejorar su estilo de vida actual, reforzando el tiempo que dedican a sus actividades de ocio, tales como viajar, comer fuera, participar en reuniones, llevar una vida saludable o acudir a conciertos, cine o teatro.

En lo que respecta a la previsión social, el 84 por ciento, como la media nacional, no ha calculado cuál será la pensión pública que recibirá duran la jubilación; una cifra por debajo de otras como Madrid, el 86 por ciento, o País Vasco, el 89 por ciento.

CONCIENCIADOS

Al hilo de la publicación del estudio, la directora del Observatorio de Pensiones de Caser, Eva Valero, ha señalado que "los aragoneses están concienciados con la necesidad de ahorrar a lo largo de su vida y, precisamente, la jubilación es uno de las principales razones para ahorrar". Del mismo modo, entre los aragoneses que prevén ahorrar para esta etapa vital la mitad lo harán contratando un plan de pensiones.

En lo que se refiere a la finalidad del ahorro, el estudio pone de manifiesto que para el 48 por ciento la jubilación es una de las razones principales para ahorrar; frente a los imprevistos laborales, los gastos relacionados con los hijos o la compra de una vivienda.

Por otro lado, quienes aún no ahorran para la jubilación es fundamentalmente porque su situación económica no se lo permite, el 41 por ciento, o debido a que ven la jubilación demasiado lejos, el 29 por ciento.

PERFILES

Al hilo del análisis del comportamiento de los españoles ante el ahorro y su estilo de vida actual, el informe concluye seis perfiles diferentes a nivel nacional: inquieto, el 27 por ciento; cultural, el 32 por ciento; tranquilo, el 12 por ciento; wellness, el 11 por ciento; gamer, el 11 por ciento, y social, el 7 por ciento.

De entre estos perfiles, Caser ha destacado que el inquieto es el más preparado para la jubilación; la mayoría son hombres, entre 41-45 años, son muy activos -y esperan seguirlo siendo durante la jubilación- y ahorradores con productos financieros y de inversión.

Por su parte, el cultural según la aseguradora es el más preocupado por la jubilación, ya que consideran que a día de hoy no es buena; en su mayoría son mujeres, con una edad entre los 41 y los 45 años, ahorradores, aunque sin productos.

Por último, el perfil wellness es el más preparado para vivir 100 años; mujeres entre 46 y 50 años, que se cuidan y se preparan para esa vida más longeva, pero sin embargo, desde el punto de vista financiero, no ahorran, porque su situación no se lo permite, y no tienen productos contratados.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.