"Se ha incrementado claramente el valor de los alimentados y bebidas y sobre todo crece el consumo fuera del hogar, que es el que más se restringió con la crisis. Hay una correlación directa entre este incremento con el aumento de la renta disponible en España", ha subrayado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas durante la presentación del estudio.

En concreto, del gasto total en alimentación, un 66,5% se destinó al consumo doméstico, mientras que un 33,5%, lo que supone 34.539 millones de euros, a consumidores fuera del hogar.

Además, el informe refleja que dentro del hogar el gasto ascendió a los 68.538,1 millones de euros, un 1,6% más, debido al aumento medio del precio, ya que el volumen adquirido se mantuvo estable.

En este contexto de estabilidad en el consumo, los productos frescos representan un volumen consumido de casi el 40% y un valor del 42,9%, siendo el precio medio superior a la media de alimentación.

En cuanto al volumen, el consumo total en España alcanzó la cifra de 33.464,38 millones de kilos, de los que un 86,1% fueron en el hogar y un 13,9% fuera de casa. Así, cada español ingirió el pasado año alrededor de 767,87 kilos/litros de alimentos y bebidas, con un gasto cercano a los 2.562,28 euros.

Los alimentos que suponen un mayor volumen en el consumo total son las frutas, hortalizas, patatas frescas, leche y derivados lácteos, que representan más del 50% de los kilos consumidos en los hogares de España. En valor, los españoles gastaron más en carne y pescado, que representan un 33,6% del presupuesto en alimentación en el hogar.

SE DISPARA UN 3,7% EL CONSUMO EN BARES Y RESTAURANTES

El gasto en alimentos y bebidas fuera del hogar ascendió a los 34.593,32 millones de euros en 2018, lo que supone un incremento del 3,7%, con un volumen que se situó 4.637,4 millones de kilos o litros.

De esta forma, cada español ingirió durante el pasado año una media 138,18 kilos/litros con un gasto de 1.029,15 euros fuera del hogar. "Los españoles preferimos salir a comer que a cenar y está claro que somos un país que nos gusta celebrar", ha subrayado el titular de Agricultura.

LOS ESPAÑOLES APUESTAN POR CUIDARSE

El informe muestra que los españoles se apuntan a la tendencia de consumo de productos listos para consumir como ensaladas de cuarta gama, platos preparados o cápsulas de café, mientras que se reduce la ingesta de azúcares y de proteínas de origen animal.

En 2018 vuelve a adquiere un "protagonismo especial" el consumo de aceite de oliva, con incrementos del 9,2% en volumen de aceite virgen y 7,2% en virgen extra.

Planas ha subrayado que "el consumidor español se cuida en general y cuida su alimentación, estando dispuesto a gastar más en productos que ofrecen un valor añadido" como el aceite de oliva virgen extra o chocolates con mayor contenido de cacao.

Sobre los modos de preparación de los alimentos, el titular de Agricultura ha subrayado que hay una tendencia a cuidarse, ya que se prefiere platos a la plancha y sin cocinar (frescos), ya que se están adoptando las formas "más saludables" de preparar los alimentos. Así, la ensalada verde es el plato más presente en los alimentos dentro del hogar, seguido por la pizza y la ensalada de tomate.

Respecto a los hogares, los hogares con hijos son los que concentran mayor proporción de consumo en relación con el peso poblacional, junto con las parejas adultas sin hijos y jubilados, mientras que Planas ha precisado que los hogares de jóvenes, que son los menos numerosos, "consumen menos en casa".

Por comunidades autónomas se observa que el mayor consumo per cápita en el hogar se registró en Islas Baleares, Cataluña, Canarias, Galicia, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla y León, Aragón, Castilla-La Mancha y País Vasco, que se sitúan por encima de la media nacional, mientras que el gasto per cápita más alto se produce en el País Vasco, Cataluña y Galicia.

EL SUPERMERCADO, SE CONSOLIDA COMO EL CANAL DE COMPRA

Respecto a los establecimientos de compra, el supermercado es el canal preferido por los consumidores, representando la mitad del volumen total de las ventas. Sin embargo, los hogares prefieren acudir al supermercado y la tiendas especializadas para adquirir productos frescos.

Por otro lado, Planas ha resaltado que el comercio electrónico en alimentación es "limitado" y sigue siendo "baja", ya que solo el 1,2% de los alimentos se adquieren mediante compra 'online', mientras que ronda el 0,6% en el caso de los frescos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.