Francisco Igea muestra en su perfil de Twitter una foto suya con Toni Roldán.
Francisco Igea muestra en su perfil de Twitter una foto suya con Toni Roldán. TWITTER

Luis Garicano y Francisco Igea, ambos críticos con Ciudadanos, han sido los primeros en mostrar su apoyo a Toni Roldán en las redes sociales tras anunciar su dimisión por el giro a la derecha del partido. El líder del partido naranja en el Parlamento Europeo ha valorado públicamente su trabajo, lealtad y las medidas conseguidas durante estos cuatro años mientras que Igea ha cambiado incluso su perfil de Twitter en honor a su ya ex compañero.

Igea, quien fuera responsable de Sanidad del partido en el Congreso de los Diputados, ha mostrado en su perfil de Twitter una foto en la que aparece junto a Roldán, y ha explicado de forma algo enigmática esta actualización. En un post, el previsible futuro vicepresidente de Castilla y León ha argumentado su cambio de foto a través de un versículo de la Biblia, en el que recoge que todo tiene su tiempo: "Tiempo para plantar y tiempo para arrancar lo plantado"; "tiempo para callar y tiempo de hablar"; "tiempo de nacer, y tiempo de morir"...

El ex portavoz de Sanidad en el Congreso comparte bastantes aspectos con Roldán. Como él, aterrizó en Ciudadanos de la mano de Luis Garicano y es una de las voces discordantes del partido.

Médico de profesión, decidió pasar de la política nacional a la autonómica para dar un cambio a Castilla y León. Allí se presentó a las primarias contra la candidata oficialista, uno de los fichajes de Rivera, la ex popular Silvia Clemente, cuya llegada supuso un terremoto en el partido. Si bien fue derrotado con un ajustado resultado, la denuncia de Igea por datos sospechosos en el recuento y la amenaza de ir a la Justicia otorgaron finalmente la victoria al candidato crítico.

Independiente en sus mensajes, antes de iniciar las negociaciones con el PP, unos enigmáticos posts en las redes sociales apelando al "cambio" adelantaban un posible pacto con el PSOE para gobernar en la Junta, donde Ciudadanos es llave de Gobierno. Incluso las conversaciones informales con el equipo del socialista Luis Tudanca apuntaban a un posible pacto por la buena sintonía entre los dos líderes, según ha podido saber '20 minutos'. No obstante, el veto al PSOE ha decantado la balanza en este territorio a favor del PP pese a más de 30 años de gobierno autonómico.

Un acuerdo de investidura con 100 medidas para Castilla y León otorgará previsiblemente la presidencia autonómica a Alfonso Fernández Mañueco con Igea como vicepresidente. A cambio, Ciudadanos preside las Cortes con la vicepresidencia del PP, un acuerdo del que Igea confesó que podía despertar el "cabreo" de sus votantes.

"Estoy seguro de que muchos votantes de Ciudadanos se sienten decepcionados. No tengo ninguna duda. Lo escucho en la calle. Pero tenemos un oficio que exige una responsabilidad. No me importan que me paren por la calle, sino que dentro de cuatro años los ciudadanos de Castilla y León se encuentren con una vida mejor", admitía durante la presentación de este acuerdo con los populares.