Drake
Drake, en el Wireless Festival de 2015. GTRES

El rapero estadounidense Drake se ha visto envuelto en un escándalo sexual.

Según han informado numerosos medios, el intérprete habría pagado 350.000 dólares (unos 310.000 euros) a una mujer que le acusó de agresión sexual durante su gira mundial Boy Meets, en 2017.

El cantante fue investigado por las autoridades en el Reino Unido, pero, finalmente, quedó absuelto de cualquier delito por falta de pruebas.

Sin embargo, y a pesar de que supuestamente el rapero habría llegado a un acuerdo con la exstripper y modelo de Instagram, Laquana Morris, para aclarar el asunto, ahora ésta ha presentado una queja contra el que fuera su abogado, Alexander Cabereiras, en la que ha contado todo lo sucedido con pelos y señales.

Según su relato, el incidente supuestamente ocurrió en la ciudad inglesa de Manchester en junio de 2017. "Drake me obligó a practicar sexo oral. Era más que un fetiche", confesó la joven en dichos documentos. Además, cuenta que el rapero usó una taza para que la modelo escupiera en ella. "Después, tiró el escupitajo en mi cara mientras decía: 'Quiero ver tu cara descolocada'".