Siete personas han sido atendidas este domingo en una playa de Benidorm (Alicante) por picaduras leves de carabela portuguesa, de las que cinco han sido trasladadas por precaución al hospital de Villajoyosa y solo una de ellas sigue en observación, aunque su estado no reviste gravedad.

Así lo ha explicado la concejala de Playas de Benidorm, Mónica Gómez, quien ha señalado que el Ayuntamiento ha activado durante dos horas el protocolo por carabela portuguesa en tres playas, tras detectar dos ejemplares en aguas de la ciudad, que han sido retirados por los servicios de salvamento.  

Por precaución, durante una hora se ha prohibido el baño en las playas de Levante y Poniente, y durante algo más de dos horas en la de Mal Pas, que ya han vuelto a la normalidad tras confirmar los equipos de salvamento la ausencia de más hidrozoos.

No obstante, como medida de precaución, en las tres playas ondea la bandera amarilla y la de medusas, según un comunicado del Consistorio.

Consulta aquí más noticias de Alicante.