Tomografía
Tomografía computerizada de un joven al que le estalló su cigarrillo electrónico.c NEW ENGLAND JOURNAL OF MEDICINE

The New England Journal of Medicine ha publicado un artículo esta semana en el que relata el caso de un joven al que le estalló su cigarro electrónico y le provocó una fractura de mandíbula.

El chico, de 17 años, se presentó en urgencias con dolor e hinchazón en la mandíbula, dos horas después de que su vapeador explotara cuando lo tenía en la boca. Los médicos vieron una punción en la barbilla y heridas en la boca.

Un escaneo 3D de la cabeza del joven reveló que tenía una gran fractura de la mandíbula con pérdida de masa ósea. Perdió varios dientes, tenía un gran corte en la boca y quemaduras en los labios.

Un cirujano le agregó una placa a la mandíbula inferior, lo que la mantuvo cerrada. Además, un dentista instaló un dispositivo para asegurar los dientes mientras la mandíbula se soldaba.

Seis semanas más tarde se retiró la ligadura de alambre que se le colocó, y pese a que aún le faltan dientes, en los próximos meses se le implantarán. The New England Journal of Medicine revela que tras el incidente, el joven dejó de fumar.

Fractura