Pistola
Pistola de sutura con pegamento. Instituto de Tecnología Technion

Investigadores del Instituto de Tecnología Technion-Israel han creado una pistola de pegamento caliente que va a sustituir al sistema actual de grapas y puntos de sutura para adherir tejidos humanos gravemente heridos, informa ABC.

Las grapas y los puntos son dolorosos, dejan cicatrices, son más complicados de poner para el cirujano y a veces es necesario retirarlos después. En cambio, este pegamento produce mejores resultados médicos y cosméticos.

Ya existen pegamentos médicos, pero debido a su toxicidad, sólo se pueden emplear en la superficie de la piel. Además, al endurecerse pueden reducir la flexibilidad del órgano donde se aplican.

Pero ahora, los investigadores israelíes han desarrollado un pegamento que no es tóxico y es flexible tras el endurecimiento, y posteriormente se descompone en el cuerpo.

La pistola calienta el pegamento a una temperatura moderada, para no quemar. En unas pocas semanas, el pegamento se endurece y descompone. Este adhesivo es cuatro veces más fuerte que los existentes y ya se ha aprobado en células y animales de laboratorio.