FINALISTAS
Los 17 ganadores autonómicos acuden a la gala de premios. COCA-COLA

Ya lo decía El Principito: "Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos". Así lo han demostrado las más de 13.000 narraciones que se han presentado a la 59.ª edición del concurso de relatos cortos de Coca-Cola. Porque este año los miles de estudiantes de 2º de la ESO no solo han confirmado su talento literario, sino que han superado los niveles de madurez abarcando temas como el destino, el deseo de controlar el tiempo, la memoria o la pérdida. Y, para ello, el corazón ha sido la fuente principal.

Alicia Lastres Bermejo, Clara Martínez Albeida y Luz Covadonga Ramírez han sido los nombres de las elegidas; las elegidas no ya para el premio de Coca-Cola sino para la literatura del futuro, para abanderar la sensibilidad en la comunicación de las próximas generaciones.

Alicia Lastres, estudiante del IES Gran Capitán de Madrid, ha recogido el primer premio en la gala celebrada este viernes en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, bajo la atenta mirada de jóvenes ganadores de todas las comunidades autónomas, autoridades y referentes del mundo de las letras. Su pieza llamada Caos se caracteriza por su sensibilidad y profundidad en la que la joven escritora ahonda en la relación entre vida y muerte. "Todos los relatos eran muy buenos, pero este en concreto destaca por su madurez, por el atrevimiento y el universo creado", explica la directora de 20Minutos Encarna Samitier, quien ha entregado el premio a esta chica de 13 años.

El segundo puesto ha sido para Clara Martínez Albeida, del Colegio Abecé de Gandía, cuyo relato titulado El Hilván cuenta la historia de una abuela a través de escenas de su pasado y presente. Por último, Luz Covadonga Ramírez Etchevers, del Colegio San Nicolás de Bari de Avilés se ha hecho con el tercer premio gracias a un cuento en el que nos invita a meternos en la piel de una mujer abandonada por su pareja y el impacto de este acontecimiento en su vida.

La 59.ª edición del concurso no solo ha logrado la mayor participación de su historia, también ha estado marcada por un alto porcentaje de autoras femeninas, ya que el 88% de los ganadores autonómicos han sido mujeres. Pero si algo ha destacado en esta edición es alto nivel de talento, lo que no ha sido un plato fácil para el tribunal.

"Como jurado ha sido complicado. Es impactante ver cómo abordan temas tan profundos. Hay imaginación, pero también te das cuenta de cómo están viviendo sus problemas familiares, el enamoramiento, el acoso o la violencia machista", cuenta Samitier. Por su parte, Eugenio García, gestor de comunicación de Coca-Cola European Partners, pone el foco en la temática escogida por los jóvenes: "Nos hemos dado cuenta de que un 80% de estos relatos son dramáticos", asegura.

"Si puedes imaginarlo, puedes contarlo" ha sido el lema de la última edición de este concurso con más historia y más historias. Así lo hicieron Ana y Luz, quienes contaron dos historias impactantes. Lo que no se imagibanan eran estos galardornes en la estantería de sus habitaciones. "Estaba muy nerviosa, no me lo esperaba", explica la ganadora nacional, con el trofeo en la mano. Una emoción parecida a la que sintió Luz cuando escuchó su nombre: "Ha sido emocionante", asegura.

Tal y como ha destacado durante el evento el director de la Fundación Coca-Cola, Juan José Litrán: "Esta edición tiene un carácter muy especial para nosotros, ya que con gran admiración hemos podido comprobar que el talento y la inquietud por las letras, lejos de disminuir, aumenta cada año entre los jóvenes. Llevamos casi sesenta años leyendo relatos de jóvenes de toda España y en cada edición nuestros jóvenes escritores siguen impresionándonos".