Pedro Sánchez
Pedro Sánchez, en Bruselas. EFE

Podemos puede tener puestos en la Administración pero no en el Gobierno. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha insistido este viernes en que PSOE y Podemos no pueden formar una coalición porque ha reiterado que juntos no suman mayoría suficiente y se ha mantenido en la oferta que trasladó el lunes pasado al líder de esta formación, Pablo Iglesias, para ocupar puestos "importantes", pero inferiores al rango de ministros."Unidas Podemos tiene todo el derecho a verse representado en la Administración Pública", ha dicho.

Sánchez se ha mantenido es su postura negociadora al explicar que el gobierno de cooperación que él persigue con Unidos Podemos tiene "tres ámbitos". El "parlamentario", donde Unidas Podemos ha sido "socio preferente" durante su anterior mandato, "un acuerdo programático" y un ámbito "institucional", donde ha reconocido que los de Iglesias tienen "todo el derecho a verse representados en el ámbito de la Administración Pública". "Creo que es una propuesta razonable, sensata y amistosa y espero que cuente con el apoyo para la investidura", ha remachado.

Desde Bruselas, donde el Consejo Europeo que ha terminado este viernes no ha logrado ningún avance sobre nombramientos para los altos puestos de la UE, Sánchez se ha referido a las negociaciones de investidura que él protagoniza en Madrid junto con Iglesias, que adolecen de la misma "parálisis" que el presidente en funciones ha instado a evitar al pedir una vez más a PP y Ciudadanos que se abstengan.

En la reunión secreta que celebraron a principios de esta semana, Sánchez ofreció a Iglesias ocupar puestos en el Gobierno que no serían de ministros aunque desde Podemos se asegura que no hubo una propuesta "formal" y que, por tanto, el presidente en funciones no debería estar esperando una respuesta a una idea, la de que Podemos no ocupe algún ministerio, que los morados siguen rechazando.

Por el contrario, Iglesias tiene muy claro que los gobiernos de coalición que este mismo jueves se alcanzaron en La Rioja y Baleares, y la que también podría haber en Canarias, son el camino a seguir en el Gobierno central. Hasta entonces y sin decir quién debería ocuparla, Unidas Podemos ha pedido hoy a Sánchez que el nuevo Ejecutivo tenga una vicepresidencia de Sostenibilidad. El portavoz de Equo, Juantxo López Uralde, ha afirmado que así las políticas climáticas se pondrían "en primera fila" pero no ha aclarado si debería quedar en manos de alguien de Podemos.

Nueva cumbre y nuevos nombres

Sánchez no ha concretado en qué puestos públicos está pensando para miembros de Unidos Podemos, de la misma manera que los líderes de la UE han cerrado este viernes dos jornadas del Consejo Europeo en el que no han sido capaces de avanzar en la designación de las personas que ocuparán los cuatro altos puestos comunitarios en los próximos cinco años.

Los jefes de Estado y de Gobierno volverán a verse en una cumbre extraordinaria el 30 de junio, para ver si entonces puede desatascar los nombramientos de los presidentes de la Comisión Europea, el Consejo Europeo, el Parlamento Europeo y el Alto Representante de la Política Exterior.

El primero, el de la Comisión, es el más importante y sobre el que, sin un acuerdo en la reunión que ha terminado este viernes, ha sido imposible avanzar en los demás.

De cara al encuentro del 30 de junio, Sánchez ha admitido que hay que "volver a empezar" porque se ha constatado que las tres principales familias políticas -populares, socialdemócratas y liberales- no se ponen de acuerdo para nombrar a alguno de los candidatos que cada una designó para el puesto: el alemán Mainfred Weber, el holandés Franz Timmermans y la danesa Magrette Vestager.

Sánchez ha lamentado el rechazo a su candidato, Timmermans, y ha apuntado que de cara a la reunión de la semana que viene se abre la posibilidad de nominar a otras personas para la cabeza del Ejecutivo comunitario.