APIE

El presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, ha reconocido que el plazo para liquidar la Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) podría retrasarse más allá del año 2027, como ya ha hecho el Gobierno en varias ocasiones con la privatización de Bankia.

Ponce ha apuntado que el real decreto que establece el plazo de 15 años para la liquidación de Sareb no tiene prevista la facultad del Gobierno para aprobar una prórroga. Sin embargo, todavía quedan más de siete años, por lo que es una opción que "se puede llegar a considerar".

Así lo ha manifestado su intervención en el seminario 'Las finanzas sostenibles y su importancia en el futuro de la economía', organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Asociación de Periodistas de Información Económica (Apie), en el que también ha descartado que Sareb necesite una inyección de capital público en el corto plazo.

En este sentido, Ponce ha destacado que el 'banco malo' tiene actualmente más de la mitad de los recursos propios con los que inició su camino en 2012 (2.607 millones al cierre de 2018) y que "nada hace indicar" que en el corto plazo vaya a requerir recursos propios adicionales.

En el caso de que así ocurriese, el presidente del FROB ha asegurado que el objetivo de Sareb de desinvertir preservando el valor "no debería verse afectado".

"Lo relevante de Sareb es su objetivo liquidador, puede mantenerse hasta el final de su plazo de actuación sin mayores convenientes. La labor de enajenación de los bienes optimizando el valor es una actividad que va a continuar y no veo, en este punto, que vaya a verse alterada por la necesidad patrimonial que pudiera sufrir por el camino", ha explicado el presidente del FROB.

Jaime Ponce ha señalado, a su vez, que Sareb tiene una nueva orientación estratégica, centrada en una gestión más activa de los inmuebles que tiene pendiente de liquidar.

En esta línea, ha destacado que las entidades de crédito hacen un esfuerzo desinversor en unas condiciones muy diferentes a las de Sareb, ya que el 'banco malo' cuenta con tiempo y un coste de financiación barato.

SITUACIÓN PATRIMONIAL NEGATIVA DEL FROB

En cuanto a la situación patrimonial negativa del FROB, Ponce ha asegurado que, para una autoridad pública, "no tiene grandes consecuencias ni desempeña ningún desafío mercantil societario".

El directivo ha reconocido que podría hacerse una capitalización del préstamo que el FROB tiene con el Tesoro, pero tampoco tendría consecuencias contables ni patrimoniales, sino que se trataría de un "préstamo espejo".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.