La resolución mantiene la condena de tres años de cárcel para cada uno de los cuatro acusados por el delito de detención ilegal, así como la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de las dos personas denunciantes durante cinco años.

La Audiencia Provincial de Soria condenó el pasado mes de marzo

a un total de 31 años y nueve meses de prisión, además de a otras multas, a cuatro acusados, tres varones y una mujer, por una serie de delitos de detención ilegal, amenazas, coacciones, robo con intimidación, uno leve de lesiones, atentado a agentes de la autoridad y cuatro leves de lesiones, por una serie de hechos sucedidos el 31 de marzo de 2018.

ANTECEDENTES

El 31 de marzo de 2018, sobre la una de la madrugada, los cuatro acusados acudieron en el coche de la abuela de la acusada al domicilio de la víctima, un varón que en ese momento llegaba a casa en compañía de su cuñado.

Los acusados abordaron a la víctima exigiéndoles que les devolviera la moto de la acusada, que había sido sustraída. La víctima les explicó que no sabe nada de la moto e, instado por los acusados, les muestra su cochera, situada a pie de calle y sin el vehículo buscado.

Los condenados persistieron en su conducta y uno de ellos le dio un puñetazo en la cara, lo metió en la parte trasera de un coche y le dijo que iba a pasar toda la noche buscando la moto.

Consulta aquí más noticias de Soria.