Según ha informado el PP en un comunicado, el grupo municipal popular ha expresado su preocupación por este hecho, razón por la cual pedirá al equipo de gobierno que encargue con carácter de urgencia un informe a objeto de determinar si la nueva aplicación atenta o no contra el derecho a la intimidad de las personas e indicando.

Asimismo, y mientras no exista un pronunciamiento de los técnicos municipales, desde el PP se pide al equipo de gobierno municipal que se contrate el servicio de la aplicación operativa hasta el pasado martes para garantizar, de este modo, el servicio a los usuarios.

Desde el grupo popular se alertó el pasado lunes de que el equipo de gobierno estaba actuando "con prisas e improvisación en el proceso de remunicipalización de la ORA, lo que quedó de manifiesto en las dificultades de los usuarios para acceder a nueva aplicación, especialmente para el sistema operativo iOS, y en el hecho que el miércoles por la mañana los controladores no pudieron trabajar como consecuencia de un fallo en el servidor de sus PDA".