El Camino de Santiago reparte por primera vez un plano unificado de su trazado desde Aragón y Navarra
El Camino de Santiago reparte por primera vez un plano unificado de su trazado desde Aragón y Navarra XUNTA - Archivo

Esta iniciativa, ideada por el presidente de AVOI, Juan Carmona, nació fruto de la convivencia en el hospital pediátrico junto a las familias de los menores.

Al respecto, ha explicado que ha oído "en varias ocasiones a varios padres decir que cuando sus hijos se recuperasen o terminasen el tratamiento, querían hacer el Camino de Santiago. Nunca lo olvidamos y hace un año nos pusimos en marcha ideando formas de conseguir fondos e infraestructuras para poderlo hacer".

Esta peregrinación de carácter solidario se ha presentado este jueves en una primera etapa simbólica en la que los voluntarios, profesionales del hospital y las familias han querido presentar esta actividad, agradeciendo la labor desinteresada de quienes lo han hecho posible. Esta ha partido de la plaza de la Merced y se ha dirigido hasta la Iglesia de Santiago, donde se ha bendecido a los peregrinos.

El próximo sábado 22 los participantes viajarán en tren hasta Madrid y, desde ahí, cogerán autobuses hasta Sarria, punto de partida del camino. Durante siete jornadas, los peregrinos recorrerán el conocido como 'camino francés', que tendrá como punto final de etapas las localidades de: Portomarin, Palas del Rei, Melide, Arzua, Pedrouzo, Monte do Gozo y Santiago de Compostela. Además, cada día, al término de cada etapa, habrá actividades de animación además de ejercicios de estiramiento.

Con una distancia media de 18 kilómetros diarios, las etapas concluirán en albergues y pabellones municipales cedidos para la realización del Camino. Las comidas estarán a cargo del chef Sergio Garrido, que se ocupará de la cocina junto a dos cocineros, si bien en un par de ocasiones los patrocinadores han posibilitado comer en restaurantes.

La logística estará a cargo de AVOI, que aportará 20 voluntarios, cuatro guías y tres cocineros. Por parte del Hospital Regional de Málaga acudirán once profesionales: un médico de cuidados intensivos pediátricos, un médico de urgencias de pediatría y un oncólogo pediátrico, dos residentes de pediatría, tres enfermeras de la UCI de Pediatría, y tres enfermeros de Oncología. Además, acudirán una enfermera y un médico externos del centro.

En total, acudirán 56 familias con un total de 86 niños, 60 de los cuales han padecido una enfermedad oncohematológica, cirugías cardiacas o metabólicas, y que han estado ingresados en el Materno Infantil.

De estos, alrededor de 45 continúan en tratamiento, por lo que contarán con soporte sanitario, puesto que los profesionales del hospital llevarán tres mochilas -una para cada grupo- con medicación de emergencia en relación a las necesidades de los niños así como otras medidas para solucionar cualquier contingencia que se pueda presentar en el grupo de 200 personas.

Además, se dispondrá de otro tipo medicación y recursos en dos furgonetas de apoyo, junto a un desfibrilador semiautomático, que sirve tanto para niños como para adultos.

El jefe de sección de la UCI del centro pediátrico, José Camacho, ha afirmado que esta actividad, desde el punto de vista físico, es importante, pero sobre todo lo es desde el punto de vista psicológico. "Los niños lo están viviendo con una ilusión tremenda porque van a compartir unos días con otros niños con situaciones similares, con los médicos y enfermeros que los han tratado en un ambiente festivo fuera el hospital".

"Y creo que para los familiares que los acompañan lo va a ser aún más porque van a compartir espacio con otras personas que han vivido o están viviendo las mismas circunstancias. Para ellos, pensar en este reto hace meses o años era imposible cuando sus hijos ingresaron por primera vez en el hospital", ha incidido.

De igual modo, para Camacho, esta actividad es una suma de entusiasmo y responsabilidad, "porque tenemos que cubrir las necesidades sanitarias de un grupo muy grande, si bien va a ser una experiencia enriquecedora el poder conocer las historias personales de cada una de esa familias que hemos estado tratando durante años en el Materno. Ahora tendremos tiempo para entender lo que sienten y que nos sirva en el futuro en nuestra actividad sanitaria diaria", agrega.

Carmona, por su parte, ha señalado que la organización de esta actividad "ha sido fruto de la ilusión". "Dicen que el Camino de Santiago es mágico. Las familias desconectarán unos días de su rutina, los niños harán muchos amigos, aunque muchos se conocen de coincidir en el hospital, los padres descargarán tensiones acumuladas de mucho tiempo, pero sobre todo vivirán con sus hijos una experiencia única. Creo que se formará una gran familia con lazos muy fuertes".

En esta iniciativa colaboran, asimismo, varias iniciativas privadas, como la Fundación La Caixa, Oximesa, Air Liquide, Garciden, Mi Colchón, la Asociación Jacobea de Málaga, la Finca lña Torre, el Restaurante La Vida es Bella e Icarben.

Consulta aquí más noticias de Málaga.