La automoción gallega pierde 3.549 empleos en diez años, influida por la reducción de personal de PSA Vigo, según CC.OO.
La automoción gallega pierde 3.549 empleos en diez años, influida por la reducción de personal de PSA Vigo, según CC.OO. PAULA JUSTO-EUROPA PRESS

Un estudio sobre el empleo en la automoción gallega, elaborado por la Federación de Industria de CC.OO., cifra en 3.549 los empleos perdidos en este sector en la última década, un descenso que, en gran medida, se debe a la reducción de plantilla de la factoría de PSA en la ciudad olívica.

Así lo ha detallado el responsable de Industria de CC.OO. en Vigo, Celso Carnero, en una rueda de prensa, en la que, junto a otros cargos del sindicatos, ha dado a conocer los datos de este informe.

Carnero ha explicado que el estudio se ha hecho a partir de las cifras de empleo propio (sin contar las subcontratas ni los trabajadores de ETT) de algo más de 200 empresas, en el período 2008-2018, y que, según esas cifras, el sector ha pasado de 25.425 trabajadores en 2008 a 21.885 diez años después.

Según ha señalado, la drástica reducción de personal propio en la factoría de PSA Vigo es la principal causa de este cómputo negativo, ya que, en ese período de diez años, la fábrica pasó de 11.107 empleados a 5.991 (5.675 operarios menos). De hecho, si no se contase a la plantilla de PSA, las cifras globales del sector arrojarían un resultado positivo de 2.126 empleos nuevos (contando hasta abril de 2019).

Celso Carnero ha subrayado, con respecto a la constructora automovilística que, pese a la rebaja de personal propio, la planta está ahora en niveles de producción similares a los de hace una década, y ha incidido en que la diferencia está en el elevado nivel de contrataciones a través de otros mecanismos.

Así, ha puesto el acento en el gran volumen de contratos realizados a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT), empresas multiservicio y, en el caso concreto de PSA, de los llamados Centros Especiales de Empleo (CEES), como Ilunion.

OFENSIVA CONTRA LA PRECARIEDAD DE LAS ETT

Según ha explicado David Casal, presidente del comité del CTAG, desde 2009 hasta la actualidad, la contratación mediante ETT ha crecido en un 350% en la provincia de Pontevedra, pasando de un millar de contratos a los más de 4.000 actuales (de los que la mitad son operarios de la automoción).

Tanto Casal como Carnero han denunciado las "enormes dificultades" que el sindicato tiene para recabar información sobre las condiciones laborales de estos trabajadores (que desempeñan su labor en empresas como Gefco, Benteler o Akwell), pero han avanzado que los datos a los que han tenido acceso ponen de manifiesto que "se vulneran sus derechos" en "empleos de peor calidad".

David Casal ha indicado que los principales incumplimientos que sufren estos trabajadores son la contratación en fraude de ley (contratos de obras y servicio que no atienden a su causalidad, concatenación de contratos eventuales, o cobertura de actividad indefinida), exceso de jornada o ausencia de vacaciones, inclusión sistemática en categorías profesionales inferiores, o salarios por debajo de convenio (se han detectado diferencias de sueldo de hasta 600 euros mensuales), entre otras irregularidades.

A ese respecto, la secretaria general de la Federación de Servicios, Lucía Trenor, ha constatado que "se les hace trampa a los trabajadores, pero también hay un fraude a la Seguridad Social", porque estos empleados no cotizan como debieran. "Sus derechos se vulneran sistemáticamente, con triquiñuelas legales e ilegales", ha criticado.

Por ello, CC.OO. pondrá en marcha una campaña para denunciar estos hechos y obligar a ETT y a empresas a cumplir la legalidad. Así, aunque esta 'ofensiva' nace en el sector de la automoción, se extenderá al resto de la industria, y comenzará con la recopilación de información a través de los delegados en los centros de trabajo, para solicitar luego una reunión con la Inspección de Trabajo y articular denuncias contras las ETT, por lo que han hecho un llamamiento a la implicación del resto de sindicatos.

CENTROS ESPECIALES DE EMPLEO

Esta misma campaña se llevará a cabo con respecto a los llamados Centros Especiales de Empleo, en referencia concreta a Ilunion. Según ha recordado Celso Carnero, estas empresas deben cumplir una labor social con la integración laboral de personas con discapacidad (en puestos adecuados para ellos) pero, en realidad, "se usan para abaratar costes".

Según ha denunciado, no se tienen en cuenta las condiciones especiales de los operarios al asignarles puestos, "tratándoles incluso con más presión que a un trabajador sin limitaciones, aprovechándose de sus necesidades" y llegando incluso al trato "humillante y vejatorio".

También tienen condiciones económicas "muy inferiores" a las de un trabajador del sector, pese a que esas empresas tienen bonificaciones en las cuotas sociales. Carnero incluso ha cuestionado que Ilunion cumpla el ratio de 75 por ciento de trabajadores con discapacidad en su plantilla.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.