Kevin Spacey
El actor Kevin Spacey ha sido acusado de agresiones y abusos sexuales. GTRES

El abogado Mitchell Garabedian, que representa al hombre sin identificar que acusa a Kevin Spacey de agresión sexual, le ha dicho al juez que no son capaces de encontrar el teléfono móvil en el que estaban las pruebas del supuesto delito.

Precisamente, el juez dijo que el dispositivo debía entregarse como parte de la documentación ya que en él se encuentran las evidencias del presunto incidente que se habría producido en 2016 en el bar Club Car en Nantucket, Massachusetts.

El letrado de la acusación explica que su cliente "ha buscado en todos los lugares donde podrían haberlo guardado y no lo encuentran". Así que el juez ha extendido el plazo de entrega hasta el 8 de julio y si llegada esa fecha no tienen el teléfono tendrá que comparece para explicar por qué no es capaz de encontrarlo.

Los abogados de Spacey exigieron que se presentara el dispositivo como prueba ya que quieren intentar recuperar mensajes de texto que, tal y como aseguran, demuestran la inocencia del actor. Afirman que el hombre eliminó ciertos mensajes de su teléfono antes de enviar capturas de pantalla de las conversaciones a un oficial que investigó el caso en noviembre de 2016.

El caso es el único que se interpone contra Spacey, quien ha sido acusado en varias ocasiones de conducta sexual indebida.

El primero en denunciar el presunto comportamiento de Spacey fue el actor Anthony Rapp en octubre de 2017, cuando acusó al famoso intérprete de haber abusado de él en el apartamento del actor en Nueva York cuando el joven tenía 14 años.

Esa denuncia llevó a Spacey a asegurar que no recordaba ese episodio, pero que si realmente tuvo lugar, le debía "la más sincera disculpa".

El actor también está siendo investigado en Los Ángeles y en el Reino Unido por una decena de casos más de agresión sexual. No obstante, las autoridades angelinas descartaron en septiembre acusar a Spacey por un incidente similar al relatado por Rapp que presuntamente ocurrió en octubre de 1992 en West Hollywood.

Harry Dreyfuss, hijo del también actor Richard Dreyfuss, también ha señalado a Spacey por haberle manoseado cuando tenía 18 años y delante de su padre, que no se percató de lo que ocurría.