Lourdes
Lourdes EUROPA PRESS

Núñez ha aseverado que la predicción estacional para los meses de julio, agosto y septiembre arroja una mayor probabilidad de que la temperatura alcance valores superiores a los normales en Extremadura en el periodo de referencia 1981-2010, mientras que no se aprecian diferencias significativas entre la predicción de precipitaciones y la climatología y se esperan, por tanto, valores cercanos a los normales.

El delegado territorial de la Aemet en la región ha concretado además que, para los próximos días, la región saldrá de las temperaturas bajas de estos últimos días hacia valores cercanos a los 34 o 36 grados durante esta próxima semana, en la que se esperan cielos poco nubosos sin precipitaciones y temperaturas máximas en ligero ascenso y de forma importante a partir del sábado.

Así, el viernes 21 y sábado 22 los cielos estarán poco nuboso con temperaturas máximas en ligero ascenso y vientos del oeste flojos en general, y el domingo 23, el lunes 24 y el resto semana poco nubosos o despejados con algunas nubes de evolución, temperaturas sin cambios y vientos flojos variables.

PRIMAVERA MUY SECA Y MUY CÁLIDA

Marcelino Núñez ha hecho estas declaraciones en una rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Badajoz en la que ha presentado el balance climático de la pasada primavera, un trimestre que ha calificado como cálido en cuanto a las temperaturas y muy seco en cuanto a las precipitaciones.

Según ha detallado, las precipitaciones medias para toda la región durante la primavera han sido de 109 litros por metro cuadrado, una cifra inferior al valor de referencia en 41 litros negativos, por lo que se han producido precipitaciones que han supuesto un 73 por ciento del valor de referencia que hacen que pueda considerarse como muy seca y, en concreto, el sexto trimestre más seco del periodo de referencia entre 1981 y 2010, y el noveno más seco de los últimos 39 años.

Respecto al año hidrológico desde el 1 de octubre de 2018 al 31 de mayo, ha expuesto que se clasifica como seco dado que en el mismo se han registrado de media 361 litros por metro cuadrado frente al valor esperado de 486 litros, por lo que las precipitaciones registradas en el citado periodo han supuesto solo un 74 por ciento del valor de referencia con un déficit de 125 litros.

En lo que a temperaturas se refiere, la media del trimestre comprendido entre marzo y abril en Extremadura ha sido de 15,6 grados cuando la temperatura media de referencia es de 14,6 grados, lo que implica una anomalía positiva de 1 grado respecto al valor medio que permite clasificar este trimestre como muy cálido y, en concreto, como el sexto más cálido del periodo de referencia y el octavo de los últimos 39 años.

Finalmente, Núñez se ha referido a fenómenos significativos como las "fuertes" tormentas del 31 de marzo en el suroeste de la provincia pacense o del 1 de abril en lugares como Navalvillar de Pela, Castuera y Feria, junto al temporal atlántico del 23 y 24 de abril con avisos amarillos por viento y lluvia en diversas comarcas, el primer episodio de temperaturas altas entre el 12 y el 15 de mayo o el récord de temperaturas mínimas entre los pasados días 6 y 12 "nunca" antes registradas en el mes de junio en más de 30 estaciones.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.