David y Victoria Beckham
David y Victoria Beckham en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio. GTRES

Todo estaba mirado y mimado al detalle, nada podía escapar de la supervisión de los novios (excepto quizá las condiciones laborales de los trabajadores, a juzgar por el contrato de confidencialidad de los operarios), había un protocolo exhaustivo en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio. Y entonces llegó Victoria Beckham.

Imparable, la ex Spice Girl no dudó ni un instante en saltarse (a la torera) las normas de vestimenta que habían expresamente enviado a cada invitado el futbolista y la presentadora y que tan buen resultado dio, a la vista de las imágenes.

Y la esposa de David Beckham, a sus 45 años, dijo que a ella nadie le daba órdenes y que se queje quien quiera que una prohibición de colores no va con su estilo, porque ella decide y sanseacabó.

¿Qué pasó? Pues lo que pasa en toda España: habladurías, comentarios por lo bajini y polémica, siempre polémica. El hecho de no acatar el dress code de la boda del año ha conseguido que Victoria Beckham tenga que salir al paso y dar explicaciones.

Esto se resume así: como Pilar Rubio iba a vestir diversos modelos a lo largo de la noche, además del espectacular vestido de novia, pidió (exigió) a sus invitadas que evitaran el blanco, el rosa, el rojo, el verde y el naranja. ¿Qué hizo Victoria? Pues lo que le salió del alma. Es decir, vestido blanco y zapatos rosas, ambos de su propia firma, claro que sí.

Y sobre todo, esto último, el detalle del calzado, ha sido por lo que muchos han puesto el grito en el cielo, porque el día de su boda no se le puede negar nada a la novia.

"Están un poco sucios porque los llevé a una boda el sábado y bailé bastante, pero siguen siendo mis zapatos favoritos", ha dicho la excantante en un vídeo que ha publicado como una story de Instagram.

"Son perfectos para completar conjuntos más simples y dejar todo el protagonismo a los zapatos. Es un color brillante, moderno y cool", seguía ella, un poco ajena a toda la polémica. Quizá, claro, porque esta ha sido en español.

Ver esta publicación en Instagram

My VB Pump. The essential shoe to ground any look with a sophisticated pop. #VBPreAW19 x VB

Una publicación compartida de Victoria Beckham (@victoriabeckham) el17 Jun, 2019 a las 7:03 PDT

Pero ya está hecho y, al fin y al cabo, lo que el matrimonio siempre recordará es lo bien que se lo pasaron sus casi 500 invitados, en especial Santi Cazorla en los coches de choque y, precisamente, la pareja británica, dándolo todo con Europe.

De hecho, Victoria Beckham quiso agradecérselo públicamente a los novios en Instagram comentándoles un elocuente "¡Fue una boda preciosa! ¡Muchos besos y felicidades!", tal vez maravillada por una Sevilla en la que había pasado un fantástico fin de semana con su familia.

Ver esta publicación en Instagram

hermoso almuerzo en sevilla... Gracias Sevilla 🇪🇸 💃🏻

Una publicación compartida de David Beckham (@davidbeckham) el16 Jun, 2019 a las 7:36 PDT