Esteban González Pons
Esteban González Pons, en una rueda de prensa. Emilio Naranjo / EFE

España quiere salir en la foto de los próximos cargos de la Unión Europea. El baile de nombres es constante y las reuniones prácticamente semanales. Pedro Sánchez insiste en que el país tenga un top job en las próximas instituciones que se constituyan, derivadas de las elecciones del 26 de mayo. La delegación del PSOE es la mayoritaria en el grupo socialdemócrata de la Eurocámara, pero los populares también están en las quinielas.

Esteban González Pons, portavoz del PP en el Parlamento Europeo, podría ser uno de los beneficiarios del reparto de cargos, sobre todo en el caso de que el candidato principal del PPE, Manfred Weber, acabe presidiendo la Comisión Europea. En ese caso, un movimiento "lógico" llevaría a Pons a liderar el grupo de los populares en el Parlamento, que sigue siendo el mayoritario. Fuentes comunitarias explican a 20minutos que visto el papel de González Pons durante los últimos cuatro años, tendría opciones de dar el salto.

Así, aunque la prioridad de Pedro Sánchez es que un socialista ocupe un top job, el resto de partidos también juegan sus bazas dentro de las familias europeas. El PSOE ya ha logrado, de hecho, que Iratxe García presida el grupo de los socialdemócratas. La irrupción de Pons, por tanto, colocaría a dos españoles al frente de las dos agrupaciones principales.

Igual que el resto de países, España quiere presencia. El primer nivel (presidentes de Comisión, Consejo y Parlamento) es tarea complicada, de ahí que otros cargos como los liderazgos de grupo sean una buena opción. España, entre tanto, tiene asegurado una Comisaría en la próxima Comisión Europea.