Este cambio de criterio se produce, como ha expuesto García en una nota, "gracias a la movilización de padres y madres de alumnos que recogieron hasta 4.500 firmas en contra de los recortes educativos en este centro público jerezano en el que no se daban circunstancias objetivas que aconsejaran la eliminación de aulas".

En opinión del dirigente, esta situación demuestra que "la decisión inicial respondía únicamente al objetivo político de Ciudadanos de desmantelar lo publico" y que "los recortes se pueden parar cuando la comunidad educativa se organiza y lucha con propuestas".

Por último, ha instado al consejero de Educación, Javier Imbroda, a que "tome nota" y detenga "definitivamente" los recortes "en un contexto de deterioro de lo público, mientras se incrementa en 50 millones el presupuesto destinado a la patronal de la escuela privada".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.