Candidatos a suceder a Theresa May
Boris Johnson, Jeremy Hunt, Sajid Javid y Michael Gove, candidatos a suceder a Theresa May. EFE

El candidato más moderado respecto al 'brexit' que optaba a suceder a Theresa May como líder conservador británico, el ministro de Desarrollo Internacional, Rory Stewart, ha quedado este miércoles eliminado de las primarias de la formación, mientras que el exministro Boris Johnson ha consolidado su ventaja.

Johnson, partidario de abandonar la Unión Europea el próximo 31 de octubre con o sin acuerdo, ha sumado 143 votos en la tercera ronda del proceso para encabezar el Partido Conservador y el Gobierno del Reino Unido, seguido, de lejos, por el ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, con 54 apoyos.

Stewart ha quedado el último de los cinco conservadores que concurrían a esta ronda, con 27 apoyos, y no participará el jueves en las últimas dos votaciones programadas, en las que los diputados 'tories' seleccionarán a los dos finalistas que se someterán entonces a una elección entre las bases del partido.

Además de Johnson y Hunt, estarán el jueves en las papeletas de los parlamentarios conservadores el titular de Medioambiente, Michael Gove, quien este miércoles ha obtenido 51 votos, y el de Interior, Sajid Javid, que ha recabado el respaldo de 38 compañeros de bancada.

Los cuatro contemplan la posibilidad de romper los lazos con el bloque comunitario sin un acuerdo.

Johnson, el principal favorito para ser el próximo primer ministro británico, no solo lidera las votaciones entre los diputados conservadores, sino que es el candidato predilecto para la mayoría de los afiliados del partido, según las encuestas.

El jueves se celebrarán las dos últimas votaciones, de manera que queden únicamente dos candidatos. A partir del 22 de junio, los dos finalistas iniciarán una campaña para defender sus propuestas entre los afiliados del Partido Conservador, que recibirán una papeleta por correo para poder votar por uno de ellos.

Los cuatro candidatos en liza para suceder a May

Boris Johnson: el exministro de Asuntos Exteriores es uno de los nombres que suena con más fuerza para suceder a la ya 'expremier'. Se trata de uno de los políticos más famosos del Reino Unido, conocido por su firme faceta euroescéptica y por no morderse la lengua en sus intervenciones públicas. Fue también alcalde de Londres durante ocho años, antes de sumarse al gabinete de May, del que salió en julio del año pasado por desavenencias con la mandataria tory sobre la ruptura del Reino Unido con la Unión Europea. Johnson encajaría, además, con el perfil rupturista que parece reclamar una mayoría del Partido Conservador.

Michael Gove: el ministro de Medioambiente, también 'brexiteer' —favorable a una salida dura del bloque comunitario—, se postula como otro de los favoritos para suceder a May, aunque su permanencia en el Gobierno le ha valido la antipatía de algunos de sus compañeros del ala más euroescéptica del partido. Gove fue designado para el cargo que ahora ocupa en junio de 2017, después de que la hasta ahora 'premier' perdiera la mayoría absoluta en el Parlamento en las elecciones generales celebradas ese mes. No está exento de polémica, ya que ha confesado que consumió cocaína en su juventud.

Jeremy Hunt: el ministro de Exteriores de Reino Unido anunció que se lanzaría a la carrera por la sucesión durante un acto en la localidad inglesa de Haslemere, según el periódico local Farnham Herald. El ministro explicó que quería que su circunscripción fuese la primera en saber la noticia, que poco después llegó a oídos de todo el país. Hunt fue el primer miembro del actual Gobierno que dio un paso al frente y, aunque se especuló durante tiempo con esta candidatura, por el momento los sondeos no le sitúan entre los aspirantes con más opciones.

Sajid Javid: se convirtió en abril del año pasado en el primer británico de origen paquistaní en ser ministro del Interior del Reino Unido, puesto que sigue ocupando en la actualidad. El político, que apoyó la campaña por la permanencia en el referéndum de 2016, se ha mantenido fiel a May en estos últimos meses de convulsión y podría erigirse como su sucesor natural, aunque muchos cuestionan si posee el carisma suficiente para el puesto.

Los candidatos eliminados

Rory Stewart: ministro de Cooperación Internacional, de 46 años, manifestó en abril su intención de presentarse como candidato al Partido Conservador. Entró en el Parlamento por la circunscripción inglesa de Penrith & The Border en 2010. Fue tutor de los príncipes Guillermo y Enrique en los pasados años noventa. Sirvió en el Ejército británico y se hizo famoso por un documental sobre Afganistán. Tiene un amplio conocimiento de idiomas, como el persa, el indonesio, el nepalí y el urdu.

Mark Harper: miembro del Parlamento birtánico desde 2005, ha ocupado diferentes secretarías de Estado, como la de Discapacidad y la de Reforma Política y Constitucional. Renunció a su cargo de secretario de Estado de Inmigración en el Ejecutivo de David Cameron en 2014, tras conocerse que su empleada doméstica carecía de permiso para trabajar en Reino Unido. Anunció su participación en la carrera por el liderazco del Partido Conservador el pasado 30 de mayo.

Andrea Leadsom: fue hasta el mes pasado líder de los conservadores en la Cámara de los Comunes (a cargo de la agenda parlamentaria del Gobierno). Es una política veterana en el Reino Unido que hizo campaña por la salida del país de la UE. Leadsom pudo haber ocupado el puesto de May cuando en julio de 2016 fue designada junto con la actual 'premier' por el grupo parlamentario del Partido Conservador como las únicas candidatas a futuras líderes de la formación y a primera ministra, carrera en la que finalmente se le adelantó May.

Esther McVey: otra de las dimisionarias del gabinete de May, que renunció a su puesto de ministra de Trabajo y Pensiones en noviembre del año pasado por desacuerdos en la gestión del 'brexit', podría ser la próxima líder conservadora. McVey, firme defensora de una salida dura del club de los Veintisiete, decidió abandonar la Ejecutiva conservadora por considerar que el acuerdo preliminar del 'brexit' no honraba los resultados del referéndum de 2016.

Dominic Raab: poco más de cuatro meses es lo que duró como ministro para la salida de la Unión Europea Raab, que accedió al cargo tras la salida de David Davis en julio de 2018. Este conservador 'brexiteer' renunció a finales de 2018 a la cartera por discrepancias con el pacto preliminar del acuerdo consensuado entre Londres y Bruselas antes de que recibiera el visto bueno de los Veintisiete.

Matt Hancock: diputado desde 2010 después de haber trabajado para el Bank of England y la empresa tecnológica de su familia, ha ocupado diferentes cargos en los Gobiernos de David Cameron y de Theresa May relacionados mayoritariamente con la transición digital. En julio de 2018, fue nombrado ministro de Sanidad y Servicios Sociales, puesto en el que permanece desde entonces. Anunció su intención de presentar su candidatura para suceder a May el pasado 25 de mayo, cuando algunos de sus rivales ya se habían postulado.