Retirada del busto de Abderramán III en Cadrete (Zaragoza)
Acto vandálico sobre el busto de Abderramán III en Cadrete (Zaragoza). Izquierda Unida Cadrete / FACEBOOK

El Ayuntamiento de Cadrete, Zaragoza, atribuye la retirada del busto de Abderramán III de la plaza de Aragón del municipio, llevada a cabo este martes, al desacuerdo de gran parte de la población con esa ubicación y asegura que no responde a una exigencia de Vox, socio de gobierno de PP y Cs en el consistorio, que lo llevaba en su programa electoral.

Así lo han asegurado este miércoles tanto la alcaldesa, la popular María Ángeles Campillo, como el primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Jesús García, de Vox.

La retirada de este busto de bronce, realizado por el escultor Fernando Ortiz y colocado en la plaza de Aragón de la localidad en 2016, fue denunciada por la Agrupación Local de IU y CHA de Cadrete como la primera acción llevada a cabo por el edil de Vox tras tomar posesión el pasado sábado.

La alcaldesa ha manifestado que el busto de Abderraman III, el califa cordobés que mandó construir el castillo de la localidad para preparar el asedio a Zaragoza, se ha trasladado a la tercera planta del Ayuntamiento, en la que existe un centro de interpretación sobre dicho castillo, a la espera de ubicarse en el museo del mismo, que se encuentra en obras.

Objetivo: "Acabar con la polémica"

Asimismo, ha insistido en que el traslado responde a una petición popular, dado que la ubicación en la plaza causaba malestar a la mitad de la población y que el Ayuntamiento no hubiera procedido de ese modo si ese desacuerdo no hubiera existido.

"Todo el mundo que ha formado parte de nuestro pasado es representativo, pero consideraban que en el centro, en la plaza de Aragón, no hay ningún representante de ninguna dinastía y existen otras muchas personas que tuvieron su importancia en los orígenes de Cadrete y ninguna tiene un busto o estatua en la plaza", ha resaltado.

Concluye que lo que han querido con esta actuación es "acabar con la polémica" que seguía "latente" y volver a la situación "de normalidad" existente antes de la colocación del busto en la plaza.

"No ha sido una exigencia de Vox"

Por su parte, el concejal de Vox ha insistido en que "no ha sido una exigencia" de su partido, sino que responde a la voluntad de una "gran parte" de la población, que se había expresado desde su colocación en la plaza en contra a través de las "redes sociales, escritos y en la calle".

"Era algo que no había sido bien recibido y nosotros, como partido, creímos que lo conveniente era hacer caso a nuestros vecinos y recogimos en nuestro programa la nueva ubicación del busto" para llevarlo al museo del castillo, ha afirmado.

Y sobre el argumento de que a los vecinos disgustaba su emplazamiento en la plaza, ha aseverado que "no gusta cómo trataba este hombre (Adberramán III) a mujeres y niños, aunque es cierto que mandó construir el castillo".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.