La autopsia determinará las causas de la muerte de la anciana, que tenía unos 90 años de edad. El caso se encuentra bajo secreto de sumario.

En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Pozondón, Mario Cáceres, ha asegurado que en el pueblo, donde residen unos 48 habitantes, los vecinos están "absolutamente consternados por la noticia" porque "era una familia que vivía desde hace bastante tiempo aquí, eran apreciados en el pueblo, personas normales, que convivían en armonía y sin problemas".

El hijo "colaboraba con el Ayuntamiento de vez en cuando como alguacil, contratado, y con absoluta normalidad. Era un vecino normal y jamás hemos podido pensar que pasara esto", ha reconocido. Por su parte, la hija se hacía cargo de su madre. Ambos tienen "entre 40 y 50 años".

No obstante, el consistorio "hace un par de meses tenía sospechas de que algo pasaba, pero jamás en este sentido, y pusimos el tema en conocimiento de los servicios sociales. Desgraciadamente la sospecha ha acabado así", ha lamentado el alcalde.

La familia era "vecina de toda la vida", si bien habían estado "unos años viviendo en Madrid y llevaban afincados unos quince años" en Pozondón, ha manifestado el alcalde.

Consulta aquí más noticias de Teruel.