"La Mesa del Parlamento navarro es el primer pago al independentismo". Así de rotundo se ha mostrado el líder del PP, Pablo Casado, después de la constitución de la Mesa de la Cámara foral, en la que, tras un acuerdo in extremis entre PSN y Geroa Bai, éstos últimos han conseguido la presidencia del Parlamento y EH Bildu ha conseguido una secretaría.

En su cuenta personal de Twitter, Casado ha criticado que Pedro Sánchez "está dispuesto a ceder cualquier cosa para seguir en el gobierno" y le acusa de "maniobrar" y "traicionar" a los socialistas de Navarra, mientras que la cuenta oficial del partido va más allá: "El PSOE acaba de arrodillarse ante los nacionalistas y les regala el Parlamento de Navarra. Pedro Sánchez está vendiendo España a trozos para conseguir los votos que lo hagan presidente. Nunca rompieron el pacto. Todo ha sido teatro".

Una reacción que han compartido sus compañeros del Partido Popular. Tanto el secretario general, Teodoro García Egea, como la vicesecretaria de política social, Cuca Gamarra, han puesto el ejemplo de Navarra para votar en contra de la investidura de Sánchez. La presidenta de los populares de Navarra y diputada en el Congreso, Ana Beltrán, ha incidido en la "traición de los socialistas".

También desde las filas de Ciudadanos han reaccionado. Albert Rivera ha recriminado que Sánchez se "asocie con los nacionalistas de Geroa Bai y con los batasunos de Bildu" y considera el acuerdo "una vergüenza".

"El PSOE siempre pacta con el independentismo", ha recriminado Inés Arrimadas, que ha acudido al Parlamento navarro para acompañar a sus compañeros de partido. "Esto huele a que hay un pacto de gobierno en Navarra", ha añadido, al mismo tiempo que ha lamentado que "el mismo día del aniversario del atentado más sangriento de la banda terrorista ETA, EH Bildu entra en la Mesa del Parlamento".