Alan Cumming
El actor Alan Cumming, en una imagen de archivo. GTRES

La polémica, que quizá nunca debió darse, saltó hace unos días, cuando se supo que Carlos Rodríguez González, joven torrevejense de 17 años y todo dieces en selectividad, quiere cursar estudios superiores de Dramaturgia en la Real Escuela de Arte Dramático de Madrid (Resad), en lugar de optar por alguna otra carrera, algo que a muchos les pareció un desperdicio de su talento.

Sólo un día después ha pasado por Madrid el aclamado actor Alan Cumming (The Good Wife), protagonista de la serie Instinct, que se emite en FOX Life y cuya segunda temporada llegará en el mes de septiembre.

Preguntado sobre este asunto tuvo clara su opinión. "Creo que es terrible. Esta idea de que cuando alguien dedica su talento a ser artista no está aprovechando adecuadamente su inteligencia me repugna", decía contundente.

"La sociedad en la que vivimos está constantemente mirando a los artistas para admirarles, pero también para plantearse cosas. Ellos nos retan, nos ayudan a situarnos en el mundo en el que vivimos y nos provocan con ideas nuevas que a menudo nos incomodan", hacía ver sobre la importancia de su profesión.

"Es una idea muy anticuada plantearse esto", insistía y lanzaba la idea de que "todos deberíamos ir a clases de interpretación. Nos permiten entender mucho mejor cómo es la vida, pero también como somos nosotros mismos como personas".

"En este tipo de formación aprendes cosas que nunca aprendes en otras formaciones más regladas", aseveraba.