El grupo municipal de Ciudadanos Huesca ha indicado que la decisión de no respaldar la moción de censura es unánime, tanto en el grupo institucional como a nivel orgánico. La moción, por tanto, no puede prosperar al no existir mayoría absoluta, es decir, 13 concejales.

Cs ha argumentado que la moción de censura "no puede ser utilizada como herramienta de táctica

política sino como elemento real de censura, en su caso, del gobierno municipal en la figura del alcalde".

Han añadido desde el grupo municipal, que "por su configuración jurídica, ningún concejal puede suscribir, durante un mismo mandato, más de una moción de censura, por lo que sería una irresponsabilidad mayúscula restringir esta posibilidad durante cuatro años", así como. "otorgar un cheque en blanco a un gobierno municipal, liderado por la señora Alós, lo consideramos en este momento inapropiado".

Para la formación naranja, la moción de censura ha de ser constructiva y se ha de basar en la confianza mutua de los proponentes.

La situación derivada del pleno de constitución del Ayuntamiento de Huesca del pasado sábado día 15 de junio precisa, según Cs, de la apertura de un periodo de análisis y reflexión por parte de todos los actores políticos de esta institución.

Ciudadanos ha lamentado "la actitud de los integrantes del grupo municipal del Partido Popular de Huesca respecto a los descalificativos, insultos y falsedades que han vertido en los últimos días" contra sus concejales y su partido.

"No obstante, trasladamos a esta formación la necesidad de abrir un periodo nuevo en las relaciones entre ambas formaciones en Huesca que se fundamenten en la búsqueda del interés general de nuestra ciudad y de los oscenses", han apostillado en una nota de prensa.

Consulta aquí más noticias de Huesca.