El histórico dirigente etarra José Antonio Urrutikoetxea, "Josu Ternera", ha quedado en libertad bajo control judicial este miércoles, por decisión del Tribunal de Apelación de París.

Urrutikoetxea, que fue detenido el pasado 16 de mayo en los Alpes franceses en una operación de la policía francesa y la Guardia Civil, poniendo fin a 17 años de huida del histórico jefe etarra. El conocido etarra tiene que entregar su pasaporte, no podrá salir de Francia y tendrá que fichar una vez por semana en una comisaría del centro de París.

El etarra, de 68 años, ha comparecido esta mañana ante el Tribunal por unos hechos que ya le valieron una condena en rebeldía a siete años por pertenencia a la organización terrorista y que él recurrió una vez arrestado el pasado mes de mayo. Cuando la presidenta del Tribunal  le ha interrogado, ha dado sus nombres y apellidos, su lugar de nacimiento y, a la pregunta sobre su nacionalidad, ha respondido "forzosamente español".

El de este miércoles ha sido el proceso por el sumario que el 1 de diciembre de 2010 condujo a su condena en ausencia a siete años de cárcel por pertenencia a ETA, y en concreto por su papel como dirigente de la organización terrorista. Fue sentenciado entonces junto a su hijo Egoitz, al que el Tribunal de Apelación de París -la Fiscalía había recurrido la decisión en primer instancia- impuso cuatro años de cárcel, una pena anulada más tarde. Egoitz, presente en el tribunal al igual que su hermana Irati, tiene pendiente tres sumarios por su pertenencia a ETA.

El próximo 28 de junio, Ternera se sentará de nuevo en el banquillo del Tribunal Correccional porque también ha recurrido una segunda condena que la justicia francesa había dictado contra él en rebeldía, cuando estaba en la clandestinidad.

Causas pendientes en España

Además de los procedimientos en Francia, la Audiencia Nacional de Madrid ha solicitado a Francia su entrega para ser enjuiciado por el atentado de 1987 contra la casa cuartel de Zaragoza en el que murieron once personas, entre ellas seis menores. Esa demanda será abordada por la sala de instrucción del Tribunal de Apelación de París, aunque todavía no se conoce en qué fecha.

Fuentes de Interior han subrayado que la decisión del tribunal galo "no paraliza el procedimiento de entrega activado por la Audiencia Nacional". El Ministerio se remarca que, a diferencia de la extradición, donde el Gobierno tiene que elevar las peticiones al Consejo de Ministros, en el caso de 'Josu Ternera' lo que hay en vigor son sendas órdenes internacionales de detención y entrega, una figura que se tramita directamente entre órganos judiciales.

Las causas pendientes en España son: el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta en 1980, el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en el año 1987, la financiación de ETA a través de 'herriko tabernas' y la acusación de delitos de lesa humanidad junto con otros cuatro antiguos dirigentes de la organización.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (Covite) ha mostrado su "estupefacción" ante la decisión de Francia y ha reclamado a las autoridades francesas que extremen la vigilancia para evitar una nueva fuga del histórico jefe de ETA.