El gobernador de California, Gavin Newsom
El gobernador de California, Gavin Newsom. Peter Dasilva / EFE

El gobernador de California, el demócrata Gavin Newsom, se disculpó este martes en nombre del estado por la historia de "violencia, maltrato y negligencia" contra sus pueblos indígenas.

Newsom se reunió con decenas de líderes tribales en Sacramento para disculparse por estos actos, que calificó como "parte oscura de la historia del estado".

"Nunca podemos deshacer los males infligidos a los pueblos que han vivido en esta tierra que ahora llamamos California desde tiempos inmemoriales, pero podemos trabajar juntos para construir puentes, contar la verdad sobre nuestro pasado y comenzar a curar heridas profundas", dijo el gobernador.

Unos 30 líderes tribales agradecieron al gobernador la disculpa y la vieron como un primer paso para trabajar por la reconciliación.

Se estima que entre 1846 y 1873, los pueblos nativos en California pasaron de 150.000 personas a 30.000.

El historiador Benjamin Madley, de la Universidad de California Los Ángeles ( UCLA), defiende en su libro "Revealing the history of genocide against California's Native Americans" ("Revelando la historia del genocidio contra los Nativos Americanos de California") que los gobiernos federal y estatal gastaron en aquella época más de 1,7 millones de dólares en campañas contra los indígenas del estado.

En su investigación, el profesor revela que California tenía "una máquina de matar implacable, completa, organizada y bien financiada, destinada a exterminar a una población de seres humanos simplemente por ser nativos americanos".

Los asistentes que participaron en la conversación subrayaron la importancia para la comunidad nativa americana de las disculpas ofrecidas por California.

Los líderes pidieron al gobernador apoyar la educación estatal sobre el genocidio, y además que no desfallezca en el combate a la crisis climática.

Por su parte, Newsom invitó a los indígenas a ayudar a otras comunidades a entender la verdad sobre esta tragedia como "una forma de curación".

El año pasado el exgobernador de Alaska, Bill Walker, también se disculpó por los "errores históricos" cometidos contra los nativos americanos en ese estado.